ASTROLOGÍA

Roban corazones: cuáles son los signos que enamoran y no se olvidan

Estos signos del zodíaco se caracterizan por ser inolvidables para sus exparejas.
viernes, 14 de enero de 2022 · 08:30

Hay tres signos del zodíaco que se destacan por la manera en la que se entregan al amor con todo el corazón. Su intensidad, pasión y temperamento hace que para sus compañeros de vida, esos amores sean como salidos de una película.

Pero si la suerte es esquiva, todo lo que parece un sueño puede convertirse en una verdadera pesadilla. Muchas son las personas a las que las rupturas amorosas marcan fuertemente, más si tenemos en cuenta que, las ahora exparejas, son de estos signos zodiacales. Las casas astrales dicen mucho de ellos.

La temporada de Tauro se inicia el 20 de abril y termina el 21 de mayo.

Es por eso que desde Minuto Argentina te explicaremos porqué según la lectura de los astros, Tauro, Leo y Piscis se caracterizan por ser tres signos que resultan inolvidables a la hora de emprender una relación sentimental.

 

Así son los signos de romances icónicos

Con las personas de Tauro el amor se vuelve un verdadero sueño perfecto. Son personas que se caracterizan por escuchar a sus compañeros, por alentar sus sueños y por luchar.

La temporada de Leo comienza el 23 de agosto y culmina el 22 de agosto.

Es lógico que cuando el amor se acaba, la nostalgia invada a sus exrelaciones porque ellos se caracterizan por la empatía y por estar siempre allí, sin pedir nada a cambio.

En el caso de los de Leo, la situación es similar. Los leoninos son muy apasionados y de ello se marca su romance. Son hipnóticos y ven la vida como una aventura a la que todo el mundo quiere sumarse.

La temporada de Piscis arranca el 19 de febrero y finaliza el 20 de marzo.

Pero si el combustible de la pasión se agota, deciden marchar sin mirar atrás. Lejos se van sus ganas de vivir, su pasión y sus vivencias. Los otros deberán decir adiós a ese fuego del romance que se extinguió sin más que agregar.

Por el lado de los de Piscis, a ellos se los extraña por ser de esas parejas que siempre están ahí para generar sonrisas cuando las cosas no salen y para secar las lágrimas de la tristeza; porque siempre buscan el lado positivo de la vida.