PLANTAS

Sin miedo, adentrate al mundo de las plantas: las suculentas más fáciles de cuidar

Muchos no se animan a tener vegetales en sus casas, porque no saben tratarlos. Leé esta nota y cambiá de opinión.
viernes, 14 de octubre de 2022 · 11:15

Cada vez hay más personas interesadas en el mundo de las plantas y, especialmente, de las suculentas. Quizás sea la explosión de la primavera o la llegada del verano, pero la cuestión es que todos quieren ver a su jardín reverdecido y, por supuesto, saben que, para eso, deben conocer, al menos, lo básico sobre el cuidado de la vegetación.

Es por ello que, en esta nota, veremos algunas de las variedades de suculentas más fáciles de cuidar para que puedas comenzar a formarte como un experto y ver los resultados muy pronto en tu hogar, oficina o cualquier sitio donde habites normalmente y quieras contagiar esta maravillosa vibra que tienen las plantas. 

Todos podemos cuidar plantas.

 

Las más comunes y fáciles de cuidar

Sanseviera: Nadie puede decir que no conoce esta planta, porque realmente está presente en casi todas las casas, incluso, en algunos jardines en exterior, aunque bien sabemos que su lugar más cómodo es el interior.

Esta planta, también conocida como “Lengua de Suegra”, “Lengua de Tigre” o “Espada de San Jorge”, es originaria de África Tropical, por lo cual tiene una increíble resistencia. El agua se deposita en sus puntiagudas hojas, por lo cual, resiste a largas temporadas sin riego: regalá solo cuando su sustrato esté seco, o bien, cuando puedas hundir un palillo de madera y ver qué sale limpio y seco.

Sanseviera.

Mammillaria: Es un cactus de género caracterizado por la disposición en espiral de sus areolas. Según la especie, esta planta puede tener espinas más o menos finas; también, pueden ser largas y sedosas lo cual le da un aspecto muy destacable y aterciopelado, a la vista. Tal y como sabemos, necesita luz y riego moderado, ya que el exceso de humedad podría convertirse en su peor enemigo.

Mammillaria.

Echeverría: Esta es otra de las suculentas más fáciles de cuidar y de conseguir; además, vas a poder reproducirla varias veces y, así, regalar a tus mejores amigos un ejemplo de ella.

Esta suculenta es perfecta para decorar tus ambientes, sobre todo, si sos de esas personas que se olvidan de regar, aunque no es recomendable abandonar la planta, ya que, si bien no requieren mucha agua, tampoco el extremo contrario.

Según la variedad, sus hojas pueden variar de color y ser más o menos intensas. A la Echeverría le gustan los sitios luminosos, pero también puede estar a la sombra, soportan bajas temperaturas y la sequía.

Echeverría.

Portulacaria Afra: Ésta también es reconocida como “Árbol de la Abundancia”. Esta planta necesita mucha luz para desarrollarse y, entre sus ventajas, está el hecho de que puede soportar cortos periodos de sequía, por ejemplo, durante el invierno, necesitará regarse una sola vez cada tres semanas. Es perfecta para empezar a familiarizarte con el mundo de las plantas.

Portulacaria Afra.

Graptoveria: Ella te va a resultar muy familiar, ya que es una de las suculentas más populares que existen y, además, se deja cuidar porque no requiere de tanta atención. Sus hojas gruesas y carnosas almacenan una gran cantidad de agua, por lo cual, va a tolerar un gran tiempo de sequía.

Ella encanta con sus matices rojizos en las hojas que se realzan a la luz del sol. Las graptoverias prefieren la luz solar de la mañana y la sombra de la tarde.

Graptoveria.

Sedum Morganianum: También es conocida como “Cola de Burro” y tiene un tallo colgante largo, por lo cual, es perfecta para macetas en altura. Igualmente hay que tratarla con cuidado, porque sus hojas se desprenden con facilidad. Ellas ya tienen mucha agua, así que no te excedas en el riego. Crece muy rápido así que tendrás que transplantarla muy seguido.

Sedum Morganianum.

Kalanchoe: Tiene una flor preciosa, esta es de las suculentas de interior más populares. Sus flores salen radiantes en primavera y tienen cuatro pétalos, pueden ser de color amarillo, rosa, blanco, rojo o naranja. Si no tienen suficiente luz, dará menos flores. Con respecto al riesgo, te recomendamos dejar secar la tierra entre riego y riego.

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias