pantas

Euphorbia Trigona: la suculenta que arrasa y que todos los decoradores recomiendan

El universo de las plantas es infinito, una vez que conozcas esta variedad de crasa no querrás parar hasta tener una.
viernes, 28 de octubre de 2022 · 09:06

Cada vez hay más adeptos al mundo de las plantas y, aunque el interés haya llegado por moda o por simple atracción a la decoración, eso a los ecologistas los motiva muchísimo porque les da esperanzas. En las redes sociales abundan los tips para ornamentar la casa y la oficina y una suculenta se lleva numerosos likes.

Se trata de la suculenta Euphorbia Trigona, una especie que es bien conocida por su gran tamaño, es fácil de criar y una vez que la veas no vas a parar hasta conseguir una para vos. 

La Euphorbia Trigona es una de las crasas más fáciles de cuidar.

Características

Este tipo de plantas es resistente a ambientes en exterior e interior y es ideal para quienes recién comienzan a cuidar suculentas. La Euphorbia Trigona es originaria del sudoeste africano y pertenece a las Euphorbiaceae.

Como se puede ver, luce como un inmenso cactus —aunque no lo sea, de hecho— pero, aunque también tenga algunas espinas que salen de sus estípulas, se diferencia de ellos porque no tiene flores, sus hojas tienen cinco centímetros de longitud y terminan en forma de espátula.

Euphorbia Trigona en su hábitat natural.

Una de las cualidades de esta crasa es su tamaño. La Euphorbia Trigona es conocida por su porte estilizado y ramificado y porque, con el avance de su edad, se vuelve arbustiva y atención con esto: ¡Puede alcanzar hasta dos metros de altura en macetas y hasta 4 metros en su hábitat natural!

La Euphorbia Trigona se volvió la obsesión de los decoradores.

Cabe destacar que una de las variedades más conocidas de esta planta también llamada  "árbol africano de leche" —por el látex que desprende de sus hojas cuando es cortada— es la Euphorbia Trigona Rubra que poseé tallo y hojas de color más rojizo. ¿Ya la viste?

Euphorbia Trigona Rubra.

Cómo cuidarla

Tal y como le es propio a las suculentas, no piden demasiado y, al contrario, dan mucho. Esta planta crece mejor en semisombra o en interiores cerca de una fuente de luz natural, que no sea directa.

Respecto a su riego, nada nuevo: debe ser moderado porque es sensible al exceso de agua y, como siempre, se debe regar solo cuando el sustrato esté completamente seco.

En interiores a media sombra crece espectacular.

Esta suculenta se siente mejor en temperaturas entre los 20ºC y los 28ºC. Tené en cuenta que no resiste a climas fríos, por lo que si en donde vivís hay heladas o temperaturas muy bajas en invierno, es necesario que la protejas.

Respecto a las plagas, esta suculenta desarrollará hongos en caso de que haya un exceso de humedad, así que es mejor controlar el riego. Por el contrario, si hay sequía es propensa al ataque de la mosca blanca.

El sustrato es clave para el crecimiento y cuidado de la suculenta.

Para ayudarle a crecer sana y fuerte, creá un sustrato para que su tierra permanezca drenada y nutritiva. Además, podés sumar con un fertilizante natural en primavera y verano que es cuando más crecen.

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias