NATALIA OREIRO

Se destaca en la moda: quién es Adriana, la hermana de Natalia Oreiro

La hermana de la actriz tiene su propia marca de ropa.
domingo, 30 de octubre de 2022 · 11:03

Natalia Oreiro y su hermana, Adriana, empezaron a incursionar en la moda hace muchos años atrás. Juntas crearon la reconocida marca “Las Oreiro”, en la que la mayor de las mujeres es la CEO. Ambas pudieron complementarse e instalar la firma entre la gente y varias figuras de los medios que suelen vestirse con sus diseños.

Natalia junto a su hermana Adriana.
Adriana volvió a su pasión que es diseñar vestidos.

El tiempo pasó, y la hermana de Natalia Oreiro decidió volcarse a su otra pasión: los vestidos de novia. Por esta razón, Adriana creo la marca “Lovely White”, que busca romper con el estereotipo del blanco. La actriz no formó parte de este nuevo emprendimiento.

La marca propia de Adriana Oreiro.
Vestido diseñado por Adriana.

En una entrevista, la hermana mayor de Natalia Oreiro confesó: “'Las Oreiro' fue creciendo y transformándose. Comenzó con vestidos de noche y fue enfocándose en propuestas casual para mujeres ejecutivas: un buen traje, un buen pantalón, una linda blusa. Después de 10 años me surgió el deseo, o la necesidad, de seguir haciendo lo que tanto me gusta, que es diseñar vestidos”.

Uno de los vestidos diseñados por la hermana de Natalia.
La hermana de Natalia es diseñadora de moda.

Adriana vivió un tiempo en México donde estudió Diseño de Moda. Natalia Oreiro, al ver los increíbles modelos que hizo de vestidos, le propuso crear su propia marca. La hermana de la cantante se mudó a Buenos Aires, y abrieron su primer local allá por el año 2007. Desde ese día, la marca no dejó de crecer.

Adriana tiene dos hijas. Acá con la más pequeña.
La hija mayor de Adriana.

 

La desvinculación de Natalia Oreiro de su empresa

El éxito de la ropa que diseña la marca “Las Oreiro” hizo que el negocio se expanda más allá de lo que alguna vez soñaron Natalia y Adriana Oreiro. A tal punto de que a la actriz se le hizo incompatible con sus otros proyectos laborales. Por esta razón, la mujer de Ricardo Mollo se abrió de la marca y su hermana se quedó como la única dueña y creativa: “Tuvimos una charla con Adri donde le planteé que la empresa merecía ser cien por ciento suya; era lo más honesto para el vínculo y para que ella sintiera la libertad de poder hacerla crecer y tomar las decisiones necesarias. La marca fue para ambas un sueño hecho realidad, un sueño que teníamos de niñas”, confesó la actriz en una entrevista que dio tiempo atrás.

Más allá de su desvinculación de la marca, Natalia sigue como modelo.

La cantante agregó: “La marca fue creciendo y convirtiéndose en una empresa muy grande y diversificándose mucho, y yo no tenía el tiempo real para la atención que requería; sentía que debía priorizar mi pasión primera que es la actuación, el cine, la música”.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias