CON ESTILO

4 opciones para blanquear tus dientes de forma fácil, económica y segura

Después de probar estos métodos, no querrás volver a gastar en costosos productos químicos.
lunes, 14 de noviembre de 2022 · 12:08

Ya sea por estándares de belleza o por gusto personal, cada vez más personas llegan a una consulta con su odontólogo en pos de blanquear sus dientes. Entre las opciones comerciales, hay decenas; la contra de eso es que son caras y hasta dañinas por contener químicos; por eso, en esta nota veremos métodos no perjudiciales.

 

Oil pulling o enjuague con aceite

El oil pulling tiene su origen en la India.

Este es un modo muy antiguo y fácil para mantener la boca limpia. La práctica consiste en enjuagarse la boca con aceite para eliminar las bacterias que pueden convertirse en placa y hacer que los dientes se vean amarillos.

Se puede usar aceite de girasol, como lo hicieron durante tantos años quienes practican este método de higiene bucal o con aceite de sésamo o coco. Los pasos a seguir son muy sencillos: hacé buches con una cucharada de aceite y fijate que el aceite pase por todos los dientes.

Cuánto más tiempo se haga esto será mejor, por tanto si podés hacerlo durante 15 minutos, hacelo; además, la repetición del proceso algunas veces a la semana ayudará a que notes el blanqueamiento.

Agua oxigenada (peróxido de hidrógeno)

Se puede rebajar el agua oxigenada con agua para hacer buches.

Ya es sabido que el agua oxigenada es un agente blanqueador natural que puede eliminar las bacterias en la boca. En este caso, que se busca blanquear los dientesse puede usar como enjuague bucal y, también, se puede hacer una pasta dental para cepillar los dientes al mezclar una cucharadita de peróxido de hidrógeno con una de bicarbonato de sodio para formar una crema blanqueadora. No se recomienda su uso frecuente.

Bicarbonato de sodio

Al mezclar Bicarbonato de sodio con limón, también se obtienen resultados.

Este compuesto tiene propiedades blanqueadoras naturales, lo que lo hace un ingrediente popular en los dentífricos comerciales, pero es necesario saber que es un abrasivo y, si bien es suave y puede ayudar a quitar las manchas superficiales en los dientes, su uso frecuente puede arruinar el esmalte.

Para comenzar a blanquear tus dientes con este tratamiento, mezclá una cucharadita de bicarbonato de sodio con dos de agua y cepillá tus dientes con la pasta que se forma. Podés repetir esto algunas veces por semana.

Disminuí el consumo de azúcar

Además, el consumo de azúcar favorece a las caries.

Por si no sabías, el azúcar favorece el crecimiento de streptococcus mutans, el tipo primario de bacteria que causa placa y gingivitis. Por lo cual, para evitar que la placas arruinen tu salud bucal, recordá lavarte los dientes inmediatamente después de comer alimentos azucarados.

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias