DESAYUNO

4 errores que estás cometiendo en tu desayuno sin darte cuenta

Tomá nota y corregilos hoy mismo.
domingo, 20 de noviembre de 2022 · 06:30

Hay quienes lo saben y hay quienes no, pero la comida más importante del día es el desayuno. Durante las horas de reposo, es decir, a la noche cuando dormimos, nuestro organismo se regenera. Es por eso que al despertarnos, además de tomar una buena cantidad de agua para limpiarnos y oxigenarnos, es fundamental que el cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita. 

A menudo las personas suelen elegir como desayuno muchos excesos en calorías y grasas, platos insuficientes o no desayunan

Carbohidratos.

Un desayuno completo en nutrientes hace que el cuerpo tenga mayor energía, concentración, mejor circulación, rendimiento en el deporte. Sobre todo hará que todos tus órganos reciban lo que realmente necesitan. Aquí te contaremos 4 errores que puedes estar cometiendo en tus desayunos y que no sabías hasta ahora

Te excedés con los carbohidratos:

Es muy común que las personas ingieran panes integrales o tostadas, semoladas o algún tipo de budín de avena, pero que esa porción no esté controlada. No está mal que lo hagas, pero la porción debe ser chica y estar acompañada de algún alimento proteico como huevos, palta, queso o jamón, entre otros.

Una infusión.

Tomás solo una infusión como desayuno:

Es bueno que tomes tus tés, cafés, mates, o la infusión que elijas, pero tenés que saber que este desayuno tiene carencias nutricionales. El organismo necesita proteína, fibra, vitaminas y minerales a la hora de comenzar el día, y la infusión sólo le dará algunos antioxidantes, no es suficiente. 

Jugos azucarados.

Tomás jugos azucarados:

Es mejor que comas la fruta entera o como ensalada, sin agregados, que prepararte un jugo. Lo que sucede es que siempre llevará un agregado de azúcar o edulcorante y es muy deficiente en valor nutricional. 

Proteínas.

No consumís proteínas:

El cuerpo humano necesita su dosis de proteína dividida en todo el día. La proteína no solo ayuda a la recuperación muscular, sino también a los huesos y articulaciones. La proteína brinda saciedad y energía y ayuda a que el cuerpo esté más equilibrado. En cada ingesta diaria, es decir, desayuno, almuerzo, merienda y cena, es necesario que la persona consuma 15 a 25 gramos de proteína aproximadamente. Ejemplo: 1 huevo hervido tiene aproximadamente 5 gramos de proteína, un bife de pollo o carne puede tener 10, 15, 20 gramos. En cada plato es necesario sumar algún alimento con proteína. 

Otras Noticias