Receta

Budín de remolacha: de la licuadora al horno, la receta perfecta para una textura suave y esponjosa

Esta preparación es ideal para cuando tenés poco tiempo, pero necesitás consumir algo saludabl. Además, podés racionar el bizcocho para aprovecharlo por varios días.
jueves, 26 de octubre de 2023 · 06:16

Si querés disfrutar de algo saludable en tus desayunos, meriendas o en tu comida previa al entrenamiento, el budín de remolacha es una de las opciones más elegidas para tentarte. Dale una oportunidad a esta preparación que no te decepcionará. 

Gracias a los huevos, tendrá su aporte proteico y las propiedades de la hortaliza permanecen intactas porque para este pan saludable es mejor cocinar la remolacha al vapor en vez de hervida. Seguí la fórmula para lograr un budín de remolacha estupendo.

La intensidad del color depende de la cocción de la remolacha.

 

Ingredientes

  • 150 g de harina integral o la que tengas.
  • 4 huevos.
  • 2 remolachas.
  • 1/2 pocillo de leche descremada.
  • 1 cda. miel.
  • 1/2 cdita. de bicarbonato sodio.
  • 1/2 cdita. de polvo para hornear.
  • 1 o 2 puñados de nueces.
  • 1 o 2 puñados de almendras.
Este budín tiene agregado de chocolate amargo, eso es opcional.

 

Modo de preparación 

  • Lavá, pelá y cociná las remolachas al vapor. Es importante que las puedas cocer con este método para que no absorban agua y no pierdan su color y sus propiedades.
  • Colocá en la licuadora la harina previamente tamizada, agregá tamizados el bicarbonato y el polvo para hornear, aunque sean pocas cantidades, es mejor siempre pasarlas por un colador para evitar grumos. 
El budín es suave y delicado.
  • Incorporá bien los ingredientes secos y sumá cuatro huevos y medio pocillo de leche descremada —podés añadir de a poco para evitar dejar muy líquida la masa del budín de remolacha—. 
  • Agregá las remolachas cortadas en cubos y licuá perfectamente hasta lograr una mezcla ligera pero con cuerpo: el budín de remolacha crudo debe parecer un bizcochuelo común.
  • Prepará un molde mediano para hornear el budín de remolacha, aceitalo y enharinalo previamente, y colocá el relleno. Picá las nueces y las almendras e incorporarlas por arriba. 
Esta es la textura del budín crudo.
  • Si querés, podés mezclar lentamente sobre la superficie para que algunos frutos secos queden dentro.
  • Cociná este bizcocho proteico en horno precalentado a 180 ºC durante 25 o 30 minutos. Corroborá con un palillo el punto de cocción: al pinchar el centro del budín de remolacha el palillo debe salir seco. 
Servilo natural o decorado con lo que te guste.
  • Disfrutá del sabor intenso y del color tan particular que le dan las remolachas. Podés agregar de forma opcional un baño de chocolate, glasé real o lluvia de azúcar impalpable.

Otras Noticias