ISLA FLOTANTE

Isla flotante: el postre más suave y delicioso con solo dos ingredientes de tu heladera

Aprendé a hacer esta superbomba dulce que le va a gustar a todo el mundo.
domingo, 8 de octubre de 2023 · 12:52

La repostería francesa le ha dado al mundo un sin fin de maravillosas elaboraciones y una de las que más se destaca es la Isla Flotante, plato que trascendió fronteras y conquistó paladares en todo el mundo. 

El origen de la Isla Flotante se remonta al siglo XVIII en Francia y fue popularizado por el famoso chef Marie-Antoine Carême, considerado como uno de los fundadores de la alta cocina francesa y pionero de la creación de postres. Su receta es sencilla y el resultado es maravilloso.

La Isla Flotante es un postre exquisito que combina la textura suave y aireada del merengue con la dulzura del caramelo y la crema.

Elegante y delicioso, la Isla Flotante ha perdurado en la cocina francesa y se ha convertido en un clásico internacional. Hoy en Minuto Argentina te enseñamos un paso a paso súper fácil de hacer.

El merengue de la Isla Flotante aporta proteína de alta calidad a la receta.

 

Vas a necesitar:

  • 300 g de azúcar
  • 50 g de agua
  • 30 g de jugo de limón
  • 8 claras de huevo
  • 200 g de azúcar (para batir con las claras)
Podes personalizar la receta añadiendo sabores, como vainilla o ralladura de limón, a la crema inglesa.

 

Paso a paso

  1. En una cacerola, mezclar 300 g de azúcar, 50 g de agua y 30 g de jugo de limón. Llevar la mezcla a fuego fuerte sin revolver. Cocinar hasta que obtengas un caramelo dorado. Una vez que esté listo, verter el caramelo en un molde y cubrirlo completamente. Dejar reposar mientras haces el resto de la receta.
  2. En un bowl grande, batir las 8 claras de huevo hasta que estén firmes. Agregar gradualmente los 200 g de azúcar mientras se bate en continuado. Batir hasta obtener un merengue firme y brillante.
  3. Verter el merengue sobre el caramelo en el molde. Asegurate de que el caramelo y el merengue se mezclen bien en el molde.
  4. Precalentar el horno a la temperatura más baja posible y colocar el molde en el horno precalentado. Hornear durante al menos 1 hora, no es necesario usar baño María.
  5. Una vez que la isla flotante esté cocida y tenga un color dorado claro, apagar el horno. Dejar la isla en el horno apagado durante unos minutos adicionales para que se enfríe gradualmente.
  6. Cuando la isla flotante esté completamente fría, desmoldar con cuidado. Asegurate de que el caramelo cubra todo el molde para facilitar el desmolde. Si es necesario, utiliza un cuchillo para ayudar a despegarla del molde.