Corchos

Mirá el increíble uso que le podés dar a los corchos en tu cocina para librarla del mal olor

Este tip te dará una solución rápida para dejar un espacio muy importante de tu hogar con un buen aroma.
viernes, 8 de diciembre de 2023 · 01:20

En la batalla contra los malos olores en la cocina, un aliado inesperado se presenta como la solución simple y eficaz: los corchos. Estos pequeños tesoros que solemos desechar luego de disfrutar de una botella de vino pueden convertirse en un recurso invaluable para mantener la frescura en uno de los electrodomésticos más esenciales como la heladera.

Después de descorchar tu vino favorito, no tires estos tapones, ya que te serán de gran ayuda. En vez de desecharlo, ponelos estratégicamente en la heladera. Un solo corcho puede hacer maravillas, pero si lo cortas en trozos más pequeños, distribuirlos en diferentes rincones, incluyendo el freezer y los cajones, puede ser aún más efectivo.

Los malos olores de nuestras heladeras pueden ser un auténtico problema en la cocina.

Cuando se trata de mantener nuestros aparatos en óptimas condiciones, el cuidado y la limpieza son clave y los corchos serán de gran ayuda. La heladera, en particular, tiende a acumular olores desagradables debido a varios factores, desde alimentos de fuerte aroma hasta la falta de limpieza regular.

Te presentamos un truco simple y eficaz que cambiará por completo tu cocina.

¿Por qué las tapas son tan mágicas? Su naturaleza porosa les permite absorber la humedad y los olores desagradables, actuando como pequeños purificadores naturales. Conjuntamente, si deseas darle un toque fresco y fragante al interior de tu heladera, puedes añadir unas gotas de aceite esencial cítrico al corcho, como limón, naranja o mandarina. Estos aceites no solo combaten los olores, sino que también añaden un aroma agradable al ambiente.

El secreto detrás de esta solución aparentemente simple radica en la naturaleza porosa del corcho.

Los malos olores en la heladera pueden ser ocasionados por diversos factores, desde alimentos naturalmente aromáticos hasta la falta de limpieza regular. El ajo, la cebolla y ciertos quesos tienen olores intensos, mientras que los alimentos en mal estado pueden agravar el problema. Almacenar los alimentos de manera inapropiada y descuidar la limpieza regular son otros culpables de estos olores indeseados.

Si buscas dar un toque aromático adicional, puedes añadir unas gotas de aceite esencial cítrico.

Hay que remarcar que, además del truco del corcho, es recomendable limpiar la heladera y sus estantes cada 15 o 20 días con una solución de agua y bicarbonato o agua y limón. Esta tarea, realizada antes de hacer las compras, facilita la limpieza al tener la heladera casi vacía. Estas simples medidas de mantenimiento, junto con el uso inteligente de los corchos, pueden hacer maravillas para mantener la frescura y la ausencia de olores desagradables en tu heladera.

Otras Noticias