Receta

Cheesecake fitness: una receta simple y con pocos pasos para un postre saludable

Comer sano, rico y con pocas calorías es posible. Seguí esta receta para preparar una tarta exquisita.
martes, 11 de abril de 2023 · 06:00

Si tu objetivo es tener una alimentación saludable y no quedarte con las ganas de postres, esta receta de cheesecake fitness es ideal para tener en la heladera y compartirla cada vez que gustes.

Los pasos son sencillos y los ingredientes están al alcance de tus manos. Preparate para aprender a hacer este cheesecake fitness que se convertirá en tu nuevo aliado para las tardes o media mañana.

Este sencillo cheesecake es apto para servirlo con lo que más gustes.

Ingredientes para 6 porciones

  • 1 Huevos
  • 3 o 4 claras de huevo
  • 100 gr. de queso crema 
  • 350 gr  de yogur natural o griego (podés usar el de nuestra receta)
  • 1 sobre de edulcorante apto para cocinar
  • 25 gr. de harina de avena
  • 25 gr. de almendra molida
  • 1/2 cdita. de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • Esencia de vainilla o ralladura de limón a gusto
  • Frutas de tu elección
La receta más simple y baja en calorías.

Preparación

  • Antes de comenzar con la preparación del propio cheesecake te recomendamos encender el horno y precalentarlo a 170ºC. Prepará un molde redondo de fondo desmontable de unos 18 o 20 centímetros de diámetro y cubrilo con papel sulfurizado que sobresalga por los bordes para luego desmoldar el cheesecake fitness
  • Batí con batidora eléctrica o batidor de varillas de alambre el huevo con las claras hasta que tenga consistencia espumosa y agrande su volumen. Cuando logres esto agrega el queso, el yogurt, el edulcorante, la ralladura de limón o la esencia de vainilla y batí para incorporar todos los ingredientes. 
  • Agregá la harina de avena, la almendra molida, la pizca de sal y batí a velocidad media, para evitar que haya grumos. 
  • Cuando la mezcla sea homogénea, liviana y algo espesa, volcala al molde y horneá durante 50 o 55 minutos. Pinchá un palillo y si sale limpio es porque ya está cocido.
Servilo con frutas de estación.

Tips para el horneado

Para asegurarte de un dorado uniforme, vigilá el cheesecake fitness a la media hora y girá el molde. Podés trasladarlo a la parte baja del horno para lograr una crocancia en la parte superior del postre.

Hay quienes usan base de galletas para el cheesecake, pero eso no es bajo en grasas.

Antes de desmoldar el cheesecake fitness es mejor dejar enfriar el molde por completo sobre una rejilla.

Cómo servirlo

Podés comerlo solo como un simple cheesecake fitness, ya que se trata de una tara sabrosa y suave o podés acompañarlo con frutas de temporadas a tu gusto, quedan muy bien frutos rojos o con cítricos.

Las mermeladas caseras pueden ser endulzadas con miel o stevia.

Si querés crear una mermelada casera es una buena opción, pero recordá que todos los dips deben estar libres de azúcares agregados para que sea más saludable.