Receta

Tarta de cebolla morada: la receta más económica, fácil y vistosa para sorprender a tus amigos

Este paso a paso es uno de los mejores inventos italianos y hoy te lo compartimos a vos.
jueves, 31 de agosto de 2023 · 02:16

La tarta de cebolla morada es una sorpresa única en el mundo culinario, puesto que lo primero que hace es conquistarte por su presencia y luego sorprenderte con su sabor. Antes de ir a la receta, tenés que saber que se trata de una adaptación de una preparación francesa. 

La tarta de cebolla morada lleva por nombre original “Tarte tatin di cipolle rosse” y es la versión salada del famoso y tradicional pastel francés hecho con masa quebrada y rodajas de damasco. Este llamativo platillo se hace rápidamente, es económico y digno de ser compartido. 

Podés usar o no cebolla blanca también.

Preparate para llevarlo a cabo de forma sencilla y disfrutable. A saber, la masa quebrada debe ser de hojaldre, en lo posible (podés comprarla como disco de pascualina o bien hacer tu propia masa casera para tartas).

Ingredientes 

  • 6 cebollas moradas 
  • 4 cebollas blancas pequeñas
  • 1 cdita. de azúcar moreno o miel
  • 15 g de manteca o aceite de oliva c/n
  • Hierbas finas a gusto: provenzal, albahaca, tomillo, etc.
La masa para tartas es muy básica.

Modo de preparación

  • Colocá papel para hornear en una tartera redonda. Sobre este, untá manteca o ditribuí aceite de oliva. 
  • Espolvoreá azúcar moreno (o la que tengas, incluso podés usar bastante miel) y agregá las hierbas finas (podés usar ramitas de romero, de tomillo, etcétera). Sumá todo lo que quieras estratégicamente: pensá en la decoración, porque esta será la cara superior de la tarta de cebolla morada.
  • Cortá las cebollas moradas y blancas en rodajas de al menos medio centímetro de grosor y distribuilas sobre las hierbas y la manteca. Alterná entre las rodajas moradas y blancas para que la tarta de cebolla morada quede bien vistosa.
Por cocinarse al revés, el resultado es una tarta crocante.
  • Una vez que hayas rellenado toda la base de la tarta, incorporá la masa quebrada previamente y estirada con un palote para que no deforme la ubicación de las cebollas. 
  • Si la masa es más grande que el molde, realizá dobleces hacia adentro, de manera que queden del lado de la cebolla y no desperdicies nada. Pinchá con un tenedor varias veces la masa en diferentes lugares, para que no se infle en la cocción.
La presencia es alucinante.
  • Precalentá el horno a fuego máximo. Horneá la tarta de cebolla morada a 180ºC, hasta que la masa esté tostada. 
  • Para desmoldar, colocá un plato sobre la masa y da vuelta la tarta de cebolla morada, retirá con cuidado el papel manteca y, listo, ¡tenés un plato exclusivo para compartir con tus invitados!

Otras Noticias