Queso Philadelphia casero

No gastes más: Queso Philadelphia casero con solo 3 ingredientes muy económicos

Sorprendete con este paso a paso que no podés dejar de hacer.
domingo, 17 de septiembre de 2023 · 10:14

El queso Philadelphia es conocido por su textura cremosa y su versatilidad en la cocina, ya que puede servir para realizar deliciosas preparaciones o lo podemos incorporar a nuestro día a día en desayunos y meriendas.

Ya sea formando parte de platos salados y en postres, el queso Philadelphia es apreciado en la cocina por su sabor suave y su capacidad para realzar otros ingredientes en las preparaciones. Aunque no lo puedas creer, hacerlo es muy sencillo.

El queso crema es una fuente de grasa y calorías, por lo que es importante consumirlo con moderación.

En esta nota de Minuto Argentina, te presentamos un paso a paso muy sencillo para que puedas elaborar tu queso Philadelphia casero. Seguí las instrucciones y animate a hacer esta auténtica delicia.

Podes agregarle condimentos o más ingredientes para lograr otros sabores.

 

Vas a necesitar:

  • 1,5 litros de leche entera
  • 1 limón (jugo)
  • 1 cucharadita de sal.
Es importante cerrar bien el envase después de su uso para evitar que se seque o se contamine con otros olores en la heladera.

 

Instrucciones

  1. En una olla grande, calentar la leche entera a fuego medio. Cuando comience a hervir, apagar el fuego inmediatamente.
  2. Añadir el jugo de limón a la leche caliente y revolver bien para que quede uniforme.
  3. Tapar la olla y deja reposar durante 10 minutos. Durante este tiempo, la leche se va a cortar y se formarán pequeños trozos de cuajada.
  4. Colocar un escurridor sobre un recipiente grande y forrarlo con una gasa o tela de algodón.
  5. Verter la mezcla de leche y limón en el escurridor. La cuajada se separará del suero. (Dato: podes usar el suero en otras recetas o desecharlo, según tus preferencias).
  6. Lavar la cuajada con agua fría para eliminar cualquier residuo de suero y también para enfriarla.
  7. Volver a presionarla suavemente en el escurridor para eliminar el exceso de agua.
  8. Llevar la cuajada a una procesadora de alimentos y agregar la sal.
  9. Procesar la mezcla durante aproximadamente 5 minutos o bien hasta que obtengas una textura cremosa y homogénea.
  10. Transferir el queso a un recipiente hermético y guardar en la heladera.

Otras Noticias