Plantas

4 tipos de agua que podés preparar para que tus plantas florezcan y crezcan más sanas

Los elementos destacados en este artículo son muy económicos y fáciles de conseguir.
lunes, 12 de febrero de 2024 · 04:16

El tener plantas dentro o fuera del hogar no siempre es un trabajo sencillo, puesto que estas requieren de ciertos cuidados que, por lo general, corresponden a cada temporada del año.

Aun así, para que los arbustos crezcan sanos y muy fuertes dentro del espacio en el que se encuentran, no requieren de un gran presupuesto y este artículo dará constancia de ello. 

En este texto se destacarán los 4 tipos de agua que podés usar para que las plantas florezcan y crezcan sanas y muy fuertes durante todo el año.

El riego de las plantas debe reforzarse durante el verano.

 

El agua para las plantas que no falla

  • El agua de ajo: este tipo de líquido actúa como fertilizante de fosfato en las plantas.

Además, de acuerdo con los expertos en el mundo de la jardinería, el ajo repele las plagas, fortalece el sistema inmunológico de las plantas, estimula su crecimiento, mejora su suelo y las protege de las enfermedades fúngicas.

Cabe mencionar que, también el ajo es muy económico, por lo cual, no tendrás que gastar demasiado dinero en comprar este ingrediente y usarlo en las plantas.

  • El agua de limón: mejora el PH del suelo de las plantas.

Mientras que mejora el PH de los vegetales, el limón aumenta la tasa de germinación, limpia de manera natural las hojas de las plantas y aleja a los gatos que constantemente maltratan el jardín.

El limón además de ser beneficioso para las plantas, también contribuye en la salud del ser humano.
  • El agua de arroz: es un fertilizante de potasio que promueve de manera significativa la floración de las plantas y, en corto tiempo, hace que brillen sus hojas.

El líquido sugerido es rico en nutrientes como el almidón que benefician a las plantas durante el proceso de la fotosíntesis, las llenan de vida y fortalecen en gran medida sus raíces para un crecimiento fuerte y saludable.

El agua de arroz y el agua de leche además sirven para limpiar las hojas de las plantas. 
  • El agua de leche: ayuda a que las raíces de las plantas crezcan sanas y fuertes.

La leche actúa como un fertilizante natural que combate las enfermedades fúngicas más comunes de las plantas, mejora la estructura de su suelo y proporcionan humedad y calcio en el sustrato lo que hace que estas puedan crecer sin ningún tipo de obstrucción externa.

No obstante, el agua de leche previene la podredumbre de la raíz y la pudrición del extremo de la flor, lo que, a la larga, evitará la producción de plagas, hongos y gusanos dentro del jardín. Sin duda alguna, los 4 elementos mencionados en este artículo te sacarán de apuros y beneficiarán en gran medida a tus plantas.

Otras Noticias