Receta

Esponjosos pancitos de calabaza: lográ un resultado perfecto y sin horno con esta receta

Ahorrá con este paso a paso y no vuelvas a la panadería por panes con conservantes.
lunes, 26 de febrero de 2024 · 08:36

Sabemos que en lo que va del año probaste diferentes recetas para lograr panes caseros de diferentes texturas. Hoy, queremos enseñarte a hacer pancitos de calabaza con un paso a paso muy sencillo y con una característica que te alegrará: el resultado es muy versátil.

Para estos bollitos, recomendamos usar harina 0000, pero si evitás justamente el consumo de ésta, podés hacer unos exquisitos pancitos de calabaza con harina integral, de almendras, de quinoa, de garbanzo, etcétera.

En vez de hacerlos en tamaño individual, podés hacer una hogaza. 

Ingredientes

  • 500 g de harina 0000
  • 1 cda. de sal (10 grs.)
  • 200 g de puré de calabaza
  • 1 huevo
  • 3 cdas. de aceite
  • 20 g de levadura fresca
  • 75 cc. de agua
Decoralos con semillas de sésamo blanco o lo que más te guste. 

Modo de preparación 

  • Cociná la calabaza al vapor o bien cortada en pequeños cubos en la sartén con un poco de aceite. Es necesario que queden bien blandas, para poder hacer un puré perfecto y con la menor humedad posible.
  • Hidratá la levadura con un poco de agua a temperatura ambiente y una pizca de azúcar. En un bowl grande, colocá el puré de calabaza, el huevo batido y el aceite, mezclá muy bien y agrega la harina previamente tamizada y la sal.
El puré debe estar bien hecho, sin grumos. 
  • Mezclá un poco y hacé un hueco en el medio para añadir la levadura hidratada, integrá bien todos los ingredientes hasta formar una masa tersa y homogénea. Deja la masa de los pancitos de calabaza dentro de un bowl y cubrilo con un paño limpio y sin perfume.
  • Dejá reposar esta preparación en un lugar cálido durante aproximadamente una hora o hasta que corrobores que haya duplicado su tamaño. Pasado el tiempo de reposo de la masa de los pancitos de calabaza, dividila en porciones del tamaño deseado, lo ideal es que todas pesen lo mismo.
La masa adquirirá un leve color anaranjado por la calabaza.
  • Formá pequeños bollitos o bien aplastalos con el palo de amasar para darles la forma que desees. Calentá una sartén a fuego medio alto y engrasala ligeramente. Si es antiadherente, no le agregues nada.
  • Cociná los panes caseros en la sartén a fuego bajo de ambos lados hasta que estén dorados y cocidos por dentro. Tené en cuenta que esto puede tardar de 8 a 10 minutos por lado. Siempre va a depender del tamaño de los pancitos y el grosor de la masa.
Conservá los pancitos que sobren en el freezer en un recipiente hermético.
  • Una vez cocidos, retirarlos de la sartén, dejalos enfriar a temperatura ambiente y aprovechalos como más te gusten. Los pancitos de calabaza son ideales para los desayunos, para armar sándwiches frescos o simplemente para acompañar las comidas.

Otras Noticias