Alberto Cormillot contó detalles del fenómeno que afecta a una gran cantidad de personas

La palabra de Alberto Cormillot.
lunes, 15 de abril de 2024 · 09:40

Alberto Cormillot es un reconocido médico y especialista en nutrición que ha dedicado gran parte de su carrera a la pelea contra la obesidad. Uno de los temas en los que ha puesto especial énfasis es el comer emocional, un fenómeno que afecta a una gran cantidad de personas.

Según Alberto Cormillot, el comer emocional es el acto de usar la comida como mecanismo para afrontar emociones, tanto positivas como negativas. No se trata de un hambre fisiológico, sino de una respuesta a un estado emocional.

Las personas pueden recurrir a alimentos específicos, generalmente ricos en azúcares y grasas, que activan el circuito cerebral de recompensa y aumentan el bienestar temporalmente. A prolongado plazo, el comer emocional puede llevar a un aumento de peso y a patrones de alimentación poco saludables.

Además, puede generar sentimientos de culpa y perpetuar un círculo vicioso de angustia e ingesta excesiva de alimentos. Para enfrentar el comer emocional, Cormillot propone varias estrategias que pueden ayudar a romper este hábito y adoptar uno más saludable.

Es fundamental reconocer las situaciones o emociones que llevan a comer de manera emocional. Anotar los momentos en que surge la urgencia de comer puede ayudar a identificar patrones. Antes de ceder al impulso, es útil detenerse por unos minutos. Respirar profundamente, beber agua o dar un paseo son acciones que pueden ayudar a calmar la ansiedad.

No tener en casa o en la oficina alimentos ricos en calorías, especialmente aquellos que suelen desencadenar el comer emocional, puede prevenir caídas en la tentación. Cambiar hábitos lleva tiempo y es posible que al principio se continúe cayendo en el mismo comportamiento.

Procesos

Participar en un grupo de ayuda mutua o consultar a un profesional puede proporcionar estrategias adicionales y apoyo en el proceso de cambio. Además de estas estrategias, Alberto Cormillot enfatiza la importancia de la alimentación consciente.

 Esto implica prestar atención plena a la experiencia de comer, aprovechando de los sabores y texturas de los alimentos, y escuchando las señales de hambre y saciedad del organismo. El comer emocional es un desafío complejo que requiere un enfoque multifacético para superarlo.

Otras Noticias