Clásica receta de esta panna cotta de frutos rojos

No te podés perder la receta de este típico postre italiano.
lunes, 22 de abril de 2024 · 21:03

La receta de la panna cotta, según los datos aportados por el mundo culinario, se dice que nació y se originó en la región de Piamonte, en donde el ingrediente principal era elegido para preparar postres y platos deliciosos que cautivaran a sus ciudadanos.

La receta de la panna cotta, si bien es un clásico de la gastronomía italiana, ha logrado convertirse en un postre reconocido en todo el mundo, principalmente por sus sabores, su textura suave y cremosa y, sobre todo, por la versatilidad que tiene para incorporar nuevos sabores.

La receta que hemos elegido se destaca básicamente por ser una preparación bastante sencilla y simple, ya que no requiere una cocción en el horno ni muchas horas de elaboración. ¿Estás listo? Comenzamos con la lista de ingredientes.

Para la receta de nuestra panna cotta de frutos rojos, recuerda que puedes hacerla del gusto que prefieras, vamos a necesitar: 500 cc de crema líquida, 100 gramos de azúcar, 14 gramos de gelatina sin sabor, 4 cucharadas de agua fría, esencia de vainilla y frutos rojos en cantidades necesarias.

El primer paso de la receta será colocar la crema de leche en un jarro o en una cacerola pequeña, a temperatura media. Añadimos el azúcar y revolvemos con mucho cuidado, hasta que se disuelva, observando atentamente que no llegue a hervirse.

Por otro lado, en un recipiente, disolveremos la gelatina sin sabor con las cucharadas de agua fría. Una vez que este paso esté listo, añadir a la crema de leche e integrar todo, quitando los grumos que se vayan formando. Agregar un chorrito de esencia de vainilla.

Emplatado

Elegir moldes individuales o una fuente para colocar la panna cotta y dejar que se enfríe. Una vez que esté a temperatura ambiente, cubrir con papel film y llevar a la heladera por 2 horas. Para la salsa de frutos rojos vamos a realizar la siguiente receta.

Colocar los frutos rojos en una cacerola junto con 2 cucharadas de azúcar y 2 de agua tibia. Llevar a una temperatura media a mínima durante 10 minutos, revolviendo constantemente. Una vez que tengamos nuestra salsa, retirar y enfriar. Servir la panna cotta y, por encima, nuestra salsa con frutos rojos enteros. 

Otras Noticias