Pollo teriyaki: la receta ideal para una cena diferente

Riquísimo pollo teriyaki para cautivar el paladar de tu familia.
miércoles, 24 de abril de 2024 · 17:40

El Pollo teriyaki, según los datos que nos aporta la historia de la gastronomía, se dice que nació y se originó en la cocina japonesa, en donde el nombre "teri" hace referencia al brillo de la salsa y "yaki" que significa que está asado o preparado en la parrilla.

Aunque es verdad que la receta del Pollo teriyaki es un plato creado en Japón, lo cierto es que con el correr del tiempo ha logrado cautivar el paladar de varios habitantes del resto del mundo, incluso, adaptándose a nuevas preparaciones e ingredientes.

Hemos decidido brindarte la receta de este Pollo Teriyaki que no solo es riquísima, sino que además es sumamente fácil para realizar en casa, aunque muchas veces creemos que los platos asiáticos suelen ser complejos y complicados de replicar.

Para preparar nuestro Pollo Teriyaki vamos a necesitar: 2 pechugas de pollo, sin piel ni huesos, 2 dientes de ajo, cebolla de verdeo, 2 cucharadas de azúcar, 4 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de vino de arroz, otra de aceite de sésamo y jengibre rallado.

Lo primero que haremos en nuestra receta será cortar las pechugas de pollo en dados medianos. Recordá que debe ser como un bocado. Luego, en un recipiente aparte, añadir la salsa de soja, el vino de arroz, el aceite de sésamo, el jengibre, los ajos y las cucharadas de azúcar.

Todos estos ingredientes los vamos a mezclar. Esta será la salsa en donde marinaremos nuestro Pollo Teriyaki. Vamos a colocar la mitad de nuestra salsa con la proteína y la otra la reservaremos. Dejar descansar, en frío, durante 1 hora para que tome todos los sabores.

Pasos finales y emplatado

Una vez que haya pasado el tiempo adecuado, vamos a colocar una sartén a temperatura media. Ahora, añadiremos el pollo y vamos a cocinar por 5 minutos, hasta que veas que está bien cocido y dorado por afuera. 

Añadir el resto de la salsa por encima del pollo, luego de los 5 minutos, y cocinar por unos segundos más. Retirar y servir con arroz blanco o lo que más te guste. Podés optar por agregar cebollita de verdeo y semillas de sésamo para darle un toque de crocante.

Otras Noticias