Queso crema casero: una receta sencilla para todos los días

Te contamos cómo hacer tu propia receta de queso crema casero.
lunes, 8 de abril de 2024 · 17:20

El queso crema casero es una delicia que puedes preparar fácilmente en la comodidad de tu cocina. Esta receta no solo es una opción más económica que comprarlo en el supermercado, sino que también te permite personalizar su sabor y textura según tus preferencias.

El queso crema casero es muy sencillo de realizar y solo necesitarás unos pocos ingredientes básicos y un poco de paciencia. Así que toma nota para preparar esta increíble receta y sorprende a tus comensales con un rico queso crema hecho en casa.

Para este queso necesitarás ingredientes simples que probablemente ya tengas en tu despensa. La receta básica incluye leche, limón o vinagre, sal y opcionalmente hierbas aromáticas o especias para darle un toque adicional de sabor.

Comienza entibiando la leche en una cacerola hasta que alcance cierta temperatura, pero no hirviendo. Luego, añade el limón o vinagre y remueve suavemente hasta que la leche se corte, formando pequeños grumos de queso.

Después, cuela la mezcla a través de un paño de cocina limpio para separar el suero del queso. Finalmente, exprime suavemente el paño para eliminar el exceso de líquido y, así de sencillo, obtendrás tu queso crema casero.

Puedes agregar hierbas frescas como tomillo, albahaca o cebollino para un toque herbáceo, o incluso incorporar pimienta molida o pimentón ahumado para un sabor más audaz. La decisión de darle un toque extra es tuya, así que deja volar la creatividad.

Consejos finales

Una vez que hayas preparado tu queso crema casero, es importante almacenarlo correctamente para mantener su frescura y sabor. Guárdalo en un recipiente hermético en el refrigerador, pero si quieres conservarlo por más tiempo, también puedes congelarlo en porciones individuales y descongelarlo según sea necesario.

Esta receta de queso crema casero es increíblemente versátil y puede utilizarse en una amplia variedad de platos dulces y salados. Ya sea sobre pan tostado o bagels para un desayuno, o con hierbas frescas y ajo para hacer un delicioso dip, lo cierto es que las posibilidades son infinitas.

Otras Noticias