La cruda historia de vida de la mamá de Lizy Tagliani: "no sabía ni leer ni escribir"

Lizy Tagliani y un crudo relato.
domingo, 19 de mayo de 2024 · 20:02

Lizy Tagliani es una de las artistas más queridas del país, quien conquistó a todos con su sentido del humor, no duda en enseñarse completamente sincera y honesta con lo que sucede en su vida.

Y si bien podríamos pensar que la felicidad de Lizy Tagliani se debe a que nunca vivió malos momentos, en realidad es todo lo contrario, ya que atravesó una cruda infancia.

La humorista nunca negó sus orígenes humildes y siempre cuenta cómo es que su madre hizo todo lo posible para que nunca la faltara algo, honrando su memoria y valorando el esfuerzo realizado.

En la jornada de hoy, durante "La Peña de Morfi", la conductora se animó a contar un poco más sobre la cruda situación que vivía su mamá, sorprendiendo a todos con su relato.

"Por ahí comía ella en la casa de su patrones y después en mi casa no comía, porque siempre me tenía que comprar el guardapolvo, las cosas para el colegio... Nunca me faltó algo y nunca me hizo saber que nosotras éramos pobres y que necesitábamos. Me preparaba pan con aceite al horno y con tomate y nunca me explicaba que no había otra cosa, se comía eso y listo. Recuerdo dormir junto a ella y escucharle la panza hacer ruido", indicó.

Lizy Tagliani impactó, además, cuando contó que se avergonzaba de su madre por no haber asistido al colegio: "Tenía mucha vergüenza de mi madre, me daba vergüenza hasta ir a comprar con las notitas que me dejaba. Ella no sabía ni leer ni escribir, pero aprendió algunas palabras. Me escribía "andá a lo de Don Romero y trae seis guevos con g y si no lo que haiga". Entonces yo que ya estaba en el colegio en adrogué, sentía que pertenecía a otro mundo y que mi mamá no era para mí".

Una hermana desconocida

La humorista sorprendió aún más cuando confesó que su mamá tuvo otras hijas, producto de maltratos que sufrió de pequeña: "Hallé un montón de cosas de mi mamá, que había tenido otras hijas y que de muy pequeña, desde los 9 años. la habían mandado una provincia y había sido ultrajada. Tuvo una hija y se la quitaron. La dejaron ahí y la volvieron a mandar al Chaco".

"Después tuvo otra hija producto de de otro maltrato. Mi mamá nunca la quiso conocer. Lo más raro de todo es que mi familia sabía, convivieron y fueron al colegio con mi hermana", expresó.

Otras Noticias