ITALIA

Un nuevo hallazgo permitió a los arqueólogos saber cómo vivían los esclavos en Pompeya

Una modesta habitación y varios objetos fueron encontrados en perfecto estado al interior de lo que fue una lujosa casa de Pompeya.
domingo, 7 de noviembre de 2021 · 10:37

La antigua ciudad romana de Pompeya conserva entre sus ruinas muchas historias que revelan poco a poco cómo era la vida antes de la erupción del volcán Vesubio, el 24 de agosto del año 79 después de Cristo. Un nuevo y extraordinario descubrimiento revela cómo vivía la servidumbre en esa época.

Los arqueólogos que trabajan en esta región de Campania identificaron una habitación destinada a los esclavos, está intacta e incluso se encontraron tres catres de la época. El Ministerio de Bienes Culturales italianos explicó que el cuarto es parte de una lujosa vivienda que se encontraba en el área suburbana de Civita Giuliana, a unos 700 metros de Pompeya y que fue vista por primera vez en 2017.

La habitación descubierta era más pequeña que el resto y sus paredes no estaban decoradas.

Hace un año, en esta casa se encontraron dos cuerpos perfectamente intactos, el de un siervo y el de su amo, que aparentemente trataron de escapar de la erupción volcánica más dramática de la historia y que devastó por completo la ciudad de Pompeya.

El cuarto de los esclavos fue encontrado con una técnica que surgió en el siglo XIX, fue inventada por el arqueólogo Giuseppe Fiorelli. A través del mecanismo se realizan calcos por la inyección de yeso líquido en las cavidades dejadas por los cuerpos y demás objetos descompuestos dentro del material volcánico.

En el lugar vivían dos mayores de edad y un niño, según los investigadores.

El titular de Bienes Culturales, Enrico Franceschini, explicó que el descubrimiento permitirá enriquecer el conocimiento sobre la vida cotidiana de quienes habitaban Pompeya, especialmente en una parte de la sociedad que hasta hoy era poco conocida.

 

Cómo era la habitación

Según explicaron las autoridades italianas, el descubrimiento de esta habitación en la ciudad romana fue muy cerca del pórtico donde a principios de este año fue encontrado un carruaje ceremonial que es restaurado en este momento.

El modesto ambiente era destinado a los esclavos que se ocupaban de las labores cotidianas de la villa romana y de la preparación del carruaje. En la habitación había tres catres de madera, una caja con objetos de metal y textiles que formarían parte de los arneses para los caballos.

Pompeya es un lugar que ha sido preservado por las autoridades italianas, cuenta con ruinas excavadas que los visitantes pueden explorar.

En uno de los catres descubrieron el timón de un carro, del que se hizo un calco, las camas tenían listones que podrían ser ensamblados, según la altura de quienes las usaban, además de redes y cuerdas. En la habitación había dos de 1.70 metros de largo y otra más corta de 1.40, quizás destinada a un niño.

Bajo la cama se descubrieron objetos personales, entre ellos ánforas apoyadas para contener otros objetos, jarros de cerámica y pelelas. La habitación era iluminada por una pequeña ventana ubicada en la parte alta y no tenía decoradas sus paredes.