VATICANO

El papa Francisco condenó el intento de asesinato del primer ministro de Irak

En marzo de este año, el papa Francisco se convirtió en el primer líder de la Iglesia católica en visitar Irak.
martes, 9 de noviembre de 2021 · 09:23

El papa Francisco condenó el ataque terrorista contra el primer ministro de Irak, Mustafa al Kadhimi, quien el fin de semana sobrevivió a un dron explosivo que fue lanzado a su residencia el domingo. A través de un telegrama oficial, el pontífice expresó su pesar por lo ocurrido.

En nombre del máximo líder de la Iglesia católica, el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolín, manifestó: “Tras el ataque en su residencia de Bagdad, el papa Francisco desea que le envíe su cercanía en la oración a usted y su familia y todos los heridos”.

En julio de este año, el papa recibió en el Vaticano al primer ministro de Irak.

Añadió que el papa Francisco confía en la capacidad de negociación de la nación del Medio Oriente. “Condenamos este vil acto de terrorismo. Su santidad expresa una vez más su confianza en que, con la bendición de Dios, el pueblo de Irak confirmará su sabiduría y fuerza para buscar el camino de la paz a través del diálogo y la solidaridad fraterna”, se lee en el documento.

Horas después del atentado, Kadhimi dio una conferencia de prensa. 

Los dichos del vocero del pontífice son en referencia a la agresión contra Al Kadhimi, calificada internacionalmente como un intento fallido de asesinar al primer ministro que habría sido dirigido por el Ejército iraquí, el cual atentó contra su residencia ubicada muy cerca de la mayoría de edificios gubernamentales y embajadas.

 

Aumentó la tensión en Irak

La administración iraquí desplegó sus tropas por la capital del país como muestra de un aumento considerable de las tensiones desencadenadas por el rechazo de las milicias que tienen apoyo iraní luego de las elecciones parlamentarias de octubre.

Tras el hecho, varios trabajadores de la residencia resultaron con lesiones de consideración.

Al menos siete de los guardias de seguridad de Mustafa al Kadhimi resultaron con lesiones luego del ataque con dos drones que impactaron en la zona Verde de Bagdad, según dos funcionarios que hablaron de forma anónima.

Al Kadhimi resultó ileso y más tarde apareció en la televisión iraquí: sentado tras un escritorio con una camisa blanca, se mostró sereno y centrado, aunque su mano estaba vendada. Según su asesor, sufrió un pequeño corte.