Myanmar

El Gobierno de Joe Biden restringirá la ayuda a Myanmar a causa del golpe de Estado

Se mantendrá la asistencia humanitaria.
martes, 2 de febrero de 2021 · 16:17

El Departamento de Estado de Estados Unidos, la cartera encargada de la diplomacia, ratificó su postura contra el golpe de Estado ocurrido ayer en Myanmar. El Gobierno del demócrata Joe Biden restringirá, ahora, la ayuda planificada para el país sudasiático.

"Después de haber revisado los hechos y las circunstancias, hemos concluido que Aung San Suu Kyi, la líder del partido en el poder, y Win Myint, el debidamente elegido presidente birmano, fueron depuestos en un golpe militar el 1 de febrero", dijo una alta funcionaria de la Administración Biden, sobre lo ocurrido en la nación asiática.

El secretario de Estado estadounidense ya ayer había adelantado la postura de Washington sobre lo acontecido en Myanmar.

Las autoridades estadounidenses, bajo la batuta del flamante mandatario, afirmaron que revisarán los 108 millones de dólares que se habían aprobado para Myanmar para este año fiscal. No obstante, aclararon que se seguirá brindando ayuda humanitaria, inclusive a la minoría rohinyá. 

De hecho, la mayor parte de los fondos destinados al país de unos 54 millones de habitantes (tradicionalmente conocido como Birmania) va directamente a la sociedad civil y no a las autoridades. Por ello, la medida de Washington es, en gran manera, simbólica.

En Tailandia, vecino de Myanmar, hubo protestas contra el golpe y a favor de Aung San Suu Kyi.

Sí se revisará, entonces, que ese dinero no llegue de manera indirecta a los bolsillos de los todopoderosos militares birmanos que tomaron ayer el poder por la fuerza. Antes, el Ejército había detenido a los principales líderes políticos del país.

Hoy, después de una aparente calma, surgieron las primeras protestas de los ciudadanos de Myanmar contra el golpe militar. En Rangún, la ciudad más importante del país, hubo una gran adhesión al cacerolazo convocado por redes sociales.

Fuente: (El País)

Además, organizaciones juveniles llamaron a comenzar una campaña de “desobediencia civil”. Pero quienes se pusieron más firmes en su protesta fueron los médicos de la ciudad de Mandalay.

A partir de mañana, los profesionales de la salud entrarán en huelga: proclaman que no trabajarán “para un gobierno golpista”. A su consigna ya se sumaron unos 30 hospitales, otros centros de salud y hasta universidades.

Otras Noticias