Myanmar

Myanmar: crecen las presiones globales y las protestas, pero los militares no dan el brazo a torcer

La huelga general es cada vez más masiva.
martes, 23 de febrero de 2021 · 10:17

La junta militar de Myanmar se aferra al poder pese a las cada vez más masivas protestas ciudadanas y a las crecientes presiones de las potencias mundiales. En las últimas horas, Estados Unidos impuso sanciones a otros dos líderes castrenses, la Unión Europea tomó una medida similar y los países del G7 condenaron conjuntamente el golpe. Pero estas medias no parecen todavía dar resultados.

Los manifestantes ahora se cuentan de a cientos de miles. Es que las protestas a favor de la democracia y por la libertad de los presos políticos se hicieron más fuertes con el correr de los días. Inclusive crecieron hoy en Rangún, la capital económica de Myanmar, donde las manifestaciones habían sido menores. Los llamados a huelga de los trabajadores también entorpecen el funcionamiento de bancos, empresas y órganos de gobierno.

Las protestas pacíficas de los birmanos son cada vez más masivas.

En Mandalay, la segunda ciudad más importante del país sudasiático, tuvo lugar un masivo funeral de una de las cuatro víctimas fatales a manos de las fuerzas armadas y policiales. Thet Naing Win, un ciudadano de 37 años, falleció el sábado después de que la policía disparara contra los manifestantes. A medida que pasaron los días, el todopoderoso Ejército escaló la violencia contra las protestas: además de gases lacrimógenos, balas de goma y camiones hidrantes, comenzaron a usar munición real. Esto último causó indignación en la comunidad internacional.

Miles de personas acompañaron el funeral de Thet Naing Win.

"Usar munición real contra gente desarmada es inaceptable. Cualquiera que responde a protestas pacíficas con violencia tiene que rendir cuentas", sentenciaron hoy los cancilleres del G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos) y un jefe diplomático de la Unión Europea. "Manifestamos nuestra preocupación por la represión de la libertad de expresión, incluyendo el corte de internet y cambios draconianos en la ley que reprime la libertad de expresión", agregaron.

Ayer, la Unión Europea impuso sanciones económicas a los militares que propiciaron el golpe de Estado en el país conocido tradicionalmente como Birmania. “Se suspende toda la ayuda financiera directa para los programas de reforma del gobierno”, anunció Josep Borrell, jefe de la diplomacia de la Unión Europea. Acto seguido, la Casa Blanca hizo lo propio con otros dos importantes jefes castrenses. "No dudaremos en tomar nuevas medidas contra quienes perpetran la violencia y anulan la voluntad del pueblo", aseguró el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Fuente: (Euronews).

El 1 de febrero, el poderoso Ejército de Myanmar tomó el poder por la fuerza y puso tras las rejas a las principales figuras del gobierno democráticamente electo, entre las que se encontraba la líder indiscutida del país sudasiático, Aung Sang Suu Kyi. La excusa de los militares fue que hubo un supuesto fraude electoral en las elecciones legislativas de noviembre, en las que el partido de Aung Sang Suu Kyi arrasó.

Otras Noticias