JOE BIDEN

Biden marca su propia política exterior: “La diplomacia está de vuelta”

Anuncios desde la sede del Departamento de Estado.
viernes, 5 de febrero de 2021 · 10:19

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, comenzó a delinear su política exterior con la que intenta alejarse, al menos en parte, de su antecesor, Donald Trump. Desde la guerra en Yemen, hasta las relaciones con sus aliados europeos y la rivalidad con China y Rusia, el demócrata dejó claras sus prioridades. 

Uno de los puntos principales de la presentación de su política exterior fue el anuncio de que Estados Unidos dejará de apoyar a Arabia Saudita en la guerra librada en Yemen. “Esta guerra debe acabar”, sentenció Biden, quien explicó que ya no venderán armas para ser usadas en este conflicto.

"Estados Unidos volverá a liderar no solo con el ejemplo de nuestro poder, sino con el poder de nuestro ejemplo", escribió Biden en Twitter.

La guerra en el empobrecido país de la Península Arábiga comenzó en 2014 con el levantamiento de los rebeldes hutíes (respaldados por Irán) contra el gobierno (apoyado por Arabia Saudita) y desató la peor crisis humanitaria del planeta. En los últimos meses de su gobierno, Trump colocó a los hutíes en la lista de “organizaciones terroristas”. Esta medida fue fuertemente repudiada puesto que ponía bajo amenaza la entrega de asistencia al país árabe. Los hutíes celebraron el anuncio de Biden.

Otra de las medidas del mandatario demócrata que marcan una diferencia con su predecesor es el aumento de la cuota de refugiados admitidos anualmente en el país norteamericano. De 15 mil pasará a 125 mil, según anunció ayer el exvicepresidente de Obama. 

Fuente: (Noticieros Televisa)

Por otro lado, dio marcha atrás en cuanto a las tropas estadounidenses desplegadas en Alemania, uno de sus aliados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Trump había afirmado que tenía la intención de bajar de 35 mil a 25 mil los soldados en el país europeo, una decisión que había sido leída dentro de las tensiones crecientes entre el empresario y Berlín (y la Unión Europea en general). Pero ahora, Biden se propuso recomponer aquellas relaciones.

La diplomacia está de vuelta.

El demócrata anunció, asimismo, una política exterior más “dura” contra Rusia, mientras que marcó continuidades con respecto a China. En este sentido, aseguró que la Casa Blanca no permitirá “abusos económicos” por parte de Pekín así como tampoco ataques contra los derechos humanos, “la gobernanza global” y la propiedad intelectual. No obstante, matizó: “Estamos preparados para trabajar con Pekín cuando sea en interés de Estados Unidos”.

Otras Noticias