Myanmar

Myanmar: la junta militar bloqueó casi totalmente internet, pero las protestas se intensifican

A cinco días del golpe de Estado.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 11:18

La junta militar que controla Myanmar después del golpe de Estado del pasado lunes ordenó un apagón de internet a escala nacional. Los golpistas intentan, con esta medida, aplacar las protestas que comienzan a intensificarse. Hoy se produjo la manifestación más grande desde que el Ejército derrocó al gobierno de Aung San Suu Kyi.

Bajo el pretexto de restringir la divulgación de “noticias falsas” que puedan afectar “la estabilidad y el interés” de Myanmar, la junta militar cortó el acceso a internet a su población. Según el portal Netblocks, la conexión de datos estaba al 16% y presentaba  “una tendencia de continuar a la baja”. 

El gesto de protesta de los tres dedos se popularizó a partir de la saga literaria de "Los Juegos del Hambre".

Antes, la junta comandada por el general Min Aung Hlaing había bloqueado la red social Facebook, una herramienta de comunicación muy utilizada en el país sudasiático. Así y todo, hoy se llevó adelante la manifestación más masiva desde que el Gobierno elegido democráticamente fue depuesto, cinco días atrás. 

Las calles de Rangún, la ciudad más importante y antigua capital del país tradicionalmente conocido como Birmania, se llenaron de miles de manifestantes que marcharon pacíficamente en rechazo al levantamiento militar. Clamaban por la defensa de la democracia, así como también por la liberación de los detenidos del partido Liga Nacional para la Democracia, liderado por Suu Kyi y que arrasó en las elecciones legislativas de noviembre.

Fuerte: (Euronews)

Pese a los intentos de los militares, los llamados a la desobediencia civil no parecen mermar. Inclusive, comenzaron a presentarse fisuras dentro de las Fuerzas Armadas birmanas. “Al unirnos al Ejército hicimos el juramento de proteger a los ciudadanos, a partir de hoy y junto con los birmanos resistiremos contra la dictadura militar. Nosotros somos el Ejército del país, no somos marionetas de dictadores”, sentenció ayer el batallón 903 en un comunicado.

El comandante de este cuerpo de militares del estado de Shan (noreste del país), Kyaw Soe Tun, fue detenido, según informaron fuentes del lugar a la agencia española Efe. Más temprano, ese día, se había dado a conocer una carta anónima de un militar a la ciudadanía en la que recomendaba seguir con la “desobediencia civil”. 

Otras Noticias