Bolivia

Preocupación en Bolivia por la variante de Manaos: cierran la frontera con Brasil

Además, todo aquel que ingrese al país debe presentar una prueba negativa.
jueves, 1 de abril de 2021 · 12:48

A partir de mañana, la frontera entre Bolivia y Brasil permanecerá cerrada. Así lo dispusieron las autoridades bolivianas, de manera preventiva, para proteger a la ciudadanía frente a la amenaza de la variante del coronavirus conocida como P1, que fue descubierta por primera vez en la Amazonía brasileña. 

“En el marco de las medidas para proteger a la población, instruimos el cierre temporal de fronteras con Brasil por 7 días", informó el presidente de Bolivia, Luis Arce, en su cuenta de la red social Twitter. Asimismo, el mandatario indicó que en aquellas localidades fronterizas donde se haya verificado la circulación de variantes de coronavirus se coordinará “su encapsulamiento (cuarentena), estableciéndose controles para su mitigación, por el tiempo que sea requerido”.

Aunque la circulación de las variantes más contagiosas del patógeno todavía no fue confirmada por las autoridades del país andino, algunos poblados fronterizos ya alertaron de un aumento de los casos positivos. La decisión de Bolivia llega una semana después de que la Organización Panamericana de la Salud advirtiera que la crisis sanitaria de Brasil ya estaba afectando a los países vecinos. En Paraguay, por ejemplo, donde el sistema de salud sufre un colapso, la mutación brasileña ya es la que circula mayoritariamente.

Otra de las medidas que implementó el Gobierno boliviano para retrasar una nueva ola de la enfermedad es exigir una prueba negativa de coronavirus a todas aquellas personas que deseen ingresar al país. Al día de hoy, el país de unos 11,5 millones de habitantes acumula 272.411 contagiados y 12.257 fallecidos.

Fuente: (Noticias de Bolivia)

Los hospitales de un departamento boliviano están cerca del colapso

El departamento (provincia) del Beni, ubicado en el noreste del país y fronterizo con Brasil, tuvo que ordenar el traslado de cuatro pacientes a Santa Cruz. Según el diario local El Deber, los servicios de terapia intensiva de Trinidad, la capital del Beni, ya no tienen más lugares disponibles. 

En el municipio de Guayaramerín, sobre la frontera con la nación brasileña, el epidemiólogo del hospital general advirtió que todas las salas para pacientes con coronavirus están llenas y que solo pueden enfrentar a la enfermedad a fuerza de tubos de oxígeno, puesto que no cuentan con unidades de terapia intensiva, según informó el periódico boliviano. “Estamos al borde del colapso. Tenemos 13 pacientes en la sala de COVID 19. El martes murieron dos pacientes que necesitaban terapia intensiva. Como no tenemos terapia, hay pacientes críticos que no resisten y acaban falleciendo”, relató el médico Nicolás Pérez a El Deber.

Otras Noticias