Reino Unido

Siete fallecidos por raros coágulos en el Reino Unido después de vacunarse con AstraZeneca

Continúan las investigaciones para establecer una relación.
sábado, 3 de abril de 2021 · 09:15

Siete personas perdieron la vida en el Reino Unido a causa de raros coágulos sanguíneos después de haber sido inyectados con la vacuna contra el coronavirus del laboratorio AstraZeneca. Aún no hay evidencia que relacione el fármaco y los episodios de trombos, pero las investigaciones continúan.

La Agencia Reguladora de Medicinas y Cuidados para la Salud (el ente regulador del Reino Unido) confirmó esta nueva información a la cadena BBC. Ayer, esta misma agencia había señalado que se habían identificado 30 casos entre los 18,1 millones de personas que habían recibido el inmunizante de AstraZeneca en todo el país. 

Fuente: (El Universal)

El regulador británico y la comunidad científica en general continúan asegurando que los beneficios de vacunarse siguen siendo mucho mayores que los riesgos. No obstante, hay dos puntos que comienzan a preocupar. En primer lugar, la inusual naturaleza de los coágulos. La sangre de las personas que lo sufrieron muestra niveles bajos de plaquetas y anticuerpos raros.

El otro aspecto es la diferencia entre los casos de trombos entre los vacunados con el producto del laboratorio británico y la Universidad de Oxford y el de Pfizer y BioNTech (otro de los utilizados en el Reino Unido). Se hallaron dos casos de coágulos sanguíneos en el seno venoso cerebral entre las más de 10 millones de personas inoculadas con la vacuna de Pfizer, pero estos casos no tenían niveles bajos de plaquetas.

Australia también halló un caso de trombosis que podría estar vinculado a la vacuna

En Australia, un hombre de 44 se vacunó con la sustancia de AstraZeneca el 22 de marzo y, días después, llegó a un hospital de la ciudad de Melbourne con fiebre y dolor abdominal. Los médicos hallaron que tenía coágulos en el abdomen y un bajo nivel de plaquetas, según informó The Guardian. Como los síntomas eran similares a los reportados en Europa, se inició una investigación.

El director médico del país oceánico, Michael Kidd, indicó: “Aunque en estos momentos no tenemos evidencias de causalidad, los rasgos clínicos de este caso son coincidentes con los que hemos visto en reportes internacionales de casos similares. Es probable que el caso reportado esté relacionado con la vacuna”. No obstante, la distribución y aplicación de la vacuna no se detendrá mientras se intenta dilucidar si existe, efectivamente, una relación entre el fármaco y el caso. 

Otras Noticias