Islandia

Insólito: un volcán en erupción está a la venta en Islandia

El volcán ubicado a unos 30 kilómetros de la capital islandesa entró en erupción hace más de 50 días.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 13:36

El pasado 19 de marzo, un volcán de las montañas de Fagradalsfjall, en Islandia, entró en erupción y todavía continúa. La inusual actividad volcánica, cuya lava desciende sobre un valle donde no pone en peligro a ninguna población y que además puede ser apreciada sin riesgo alguno, transformó al lugar en una gran atracción turística. Recientemente, se supo que el lugar es propiedad privada y que está en venta.

Una asociación de 20 terratenientes es propietaria del área de erupción y ya recibieron ofertas, según informaron medios locales del país europeo. “Estamos recibiendo consultas de agentes inmobiliarios y de otras partes interesadas. Esta debe ser la tierra más caliente del país en este momento", señaló el presidente de dicha asociación de propietarios, Sigurður Guðjón Gíslason, en una entrevista con Stöðvar 2.

Como el interés por el lugar se disparó desde que comenzó la erupción, Gíslason estima que los interesados deben querer explotar el potencial turístico del lugar, que está a tan solo a 30 kilómetros de la capital, Reikiavik. Desde que comenzó la actividad volcánica, miles de lugareños y extranjeros se acercaron para ver el espectáculo de la naturaleza.

Fuente: (Global News)

 

Géiseres de lava

En los últimos días, la actividad volcánica mutó y se transformó en un enorme géiser. Ahora, en lugar de un continuo torrente de lava, el magma se endurece en la superficie del cráter por unos minutos, pero luego estalla y la lava se eleva hacia el cielo. Debido a que también se desprenden trozos de roca que aún están calientes y son potencialmente mortales, se dispuso un perímetro de seguridad de 400 metros para que las personas no se acerquen demasiado.

Fuente: (La Vanguardia)

“Suena como un avión en el cielo”, retrató una de las miles de personas que visitan el lugar todos los días. El espectáculo puede ser observado, sin embargo, a varios kilómetros a la redonda e, incluso, se ve desde la capital islandesa, puesto que los chorros de lava llegaron a superar los 460 metros de altura. 

Más de