ESTRÉS

La insólita estrategia de un estadounidense para aliviar el estrés: saltó a un lago por 365 días consecutivos

Empezó como un momento para relajarse en medio de la pandemia y terminó como una rutina habitual.
domingo, 13 de junio de 2021 · 20:54

Un chofer de micros de Chicago encontró una novedosa forma de combatir el estrés que le generó la pandemia: saltar una vez por día al lago Michigan. Este fin de semana, Dan O’Connor cumplió un año de su insólita rutina para relajarse, cuando saltó por vez número 365 desde el puerto de Montrose, al norte de su ciudad.

Es que el 2020 fue un año que incrementó la tensión en todo el mundo, pero en Estados Unidos se vivió de una manera particular. “Fue durante la pandemia, fue durante la protesta, fue durante un año electoral. Así que era un lugar donde podía venir y bloquear todo ese ruido y estar totalmente presente conmigo en el lago y encontrar algunos momentos zen”, dijo O’Connor antes de dar el salto del sábado.

O'Connor aseguró que se sentía satisfecho por haber cumplido la proeza de bucear los 365 días de un año.

La historia es particular, ya que, durante el invierno, el agua del lago se congela. Sin embargo, eso no fue un obstáculo para este hombre, que abrió un agujero en el hielo, lo que le permitió continuar con su rutina de saltos contra el estrés. No obstante, se llevó algunas marcas. Uno de los días más fríos, encontró casi 20 raspaduras y cortes en su cuerpo.

Su insólita estrategia le ayudó a ganarse el apoyo de los usuarios de redes sociales. Cuando sus videos comenzaron a circular, muchas personas se comunicaron con él para preguntarle de qué manera podían ayudarlo y para enviarle mensajes de aliento.

Durante el último año, el hombre recibió el apoyo de la empresa de transportes en la que trabaja.

 

El aumento del estrés durante la pandemia

El coronavirus implicó cambios repentinos en las rutinas y la vida de todos los habitantes del planeta. Los confinamientos, la soledad y estar alejados de muchos seres queridos son algunos de los factores que incidieron en un importante aumento de los cuadros de estrés.

Las condiciones laborales a distancia y la falta de contacto con el resto de la sociedad también son consideradas como un factor influyente en este fenómeno. El avance de los procesos de vacunación es la esperanza de muchos que esperan el final de la pandemia y un regreso a las actividades grupales y sociales que eran normales antes de la llegada del coronavirus.