JUNETEENTH

Juneteenth: cómo se celebró el nuevo feriado que decretó Joe Biden en Estados Unidos

El 19 de junio se proclamó oficialmente como un día festivo y fue impulsado por el movimiento Black Lives Matter.
sábado, 19 de junio de 2021 · 21:52

Este 19 de junio quedará en la historia de Estados Unidos, por ser la primera vez en la que se celebra el Juneteenth, un nuevo día feriado y de celebración, aprobado por el Congreso y proclamado por el presidente, Joe Biden, y su vicepresidenta, Kamala Harris. La fecha conmemora el fin de la esclavitud en el país, y su establecimiento como día festivo fue impulsado en el marco del impulso de los discursos antirracistas promovidos por el movimiento Black Lives Matter.

En diferentes puntos del país cientos de miles de personas salieron a las calles para participar de recitales, desfiles, exposiciones de arte, picnics y otras actividades que se realizaron en el marco de la celebración del nuevo feriado federal. Los festejos recibieron la concurrencia de una gran cantidad de ciudadanos afroamericanos, que representan un importante porcentaje de la población estadounidense.

Debido a que el feriado cayó un día sábado, el viernes se inició con la celebración.

En Galveston, el lugar de nacimiento de la festividad, se realizó un mural titulado Igualdad Absoluta, para reivindicar los derechos de todas las personas, sin importar diferencias étnicas o nacionalidades. Detroit, que cuenta con una 80 % de población afroamericana, también se destacó por la realización de una pintada en el marco del Juneteenth. Toda una pared fue ocupada con la consigna “Power to the people” (el poder al pueblo), que fue acompañada por un gran puño rojo en memoria de George Floyd, asesinado por la Policía estadounidense durante 2020 por motivos racistas.

En Florida, algunas calles fueron rebautizadas con nombres de activistas por los derechos civiles.

 

Significativo, pero no suficiente

Si bien el Juneteenth, día que recuerda el fin completo de la esclavitud en Estados Unidos, ya era conmemorado en lugares como Atlanta y Washington, esta es la primera ocasión en la que se oficializó como un día festivo a nivel federal. Producto de la lucha antirracista protagonizada por el movimiento Black Lives Matter, tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco, Biden y Harris decidieron establecer el feriado de manera oficial.

El feriado fue aprobado por el Congreso estadounidense con 415 votos a favor y 14 en contra.

Si bien los movimientos antirracistas consideran que recordar la erradicación de la esclavitud es un gesto significativo, algunos sectores plantearon que no es suficiente. Especialmente porque las muertes de ciudadanos afroamericanos en el marco de situaciones con tintes discriminatorios no se han detenido, aún después del caso de Floyd.

Incluso, los miembros del Partido Republicano adelantaron la presentación de una serie de proyectos de ley que, según alertaron los activistas defensores de los derechos civiles, tienen la intención de atacar a las minorías.

Otras Noticias