UNIVERSO

La tempestad más antigua: detectaron una tormenta colosal en un agujero negro del universo primitivo

Los detalles de un descubrimiento revelador sobre la historia de la formación de las galaxias.
sábado, 19 de junio de 2021 · 21:07

Científicos del Observatorio Astronómico Nacional de Japón fueron protagonistas de un descubrimiento revelador sobre el crecimiento de las galaxias desde la historia temprana del universo. Gracias a su último estudio, llegaron a la conclusión de que los agujeros negros impulsan vientos galácticos desde hace 13.100 millones de años.

La pista de la tormenta galáctica más antigua representa un paso adelante en los estudios sobre la formación del cosmos. Según publicaron los realizadores de la investigación, los agujeros negros tienen poderosos efectos en el crecimiento y la formación de las galaxias. Y hay más.

Los astrónomos consideran que durante el desarrollo y expansión del universo, tanto las galaxias como los agujeros negros han evolucionado de manera simultánea a través de procesos de interacción física entre sí. Esta coevolución estaría ocurriendo desde por lo menos unos cientos de millones de años posteriores al Big Bang

Los agujeros negros pueden apagarse después de un ciclo de acción.

 

Cómo se genera una tormenta galáctica colosal

Los especialistas explicaron que los agujeros negros supermasivos succionan grandes cantidades de material. Cuando la gravedad hace que ese material se mueva a una velocidad acelerada, se emite un fuerte caudal de energía que lo empuja hacia el exterior y genera lo que hoy se conoce como tormenta galáctica.

Para la investigación se utilizó un telescopio especializado en la detección de agujeros negros. Luego los astrónomos observaron el movimiento de gases, polvo, rocas y otros materiales que abundan en el universo. Ese análisis reveló que los flujos de materia se mueven a 500 kilómetros por segundo y su energía tiene la capacidad de frenar la formación estelar.

El flujo hallado en este estudio es una tormenta galáctica, que se convirtió en el ejemplo más antiguo que se ha observado de una tormenta espacial en una galaxia.

Otras Noticias