LULA DA SILVA

Lula da Silva denunció que las más de 500 mil muertes en Brasil representan un genocidio

El expresidente y líder del Partido de los Trabajadores lamentó la situación y cuestionó las demoras en la vacunación.
domingo, 20 de junio de 2021 · 16:37

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se pronunció una vez más sobre la dramática situación sanitaria que atraviesa el país, como consecuencia de la gestión negacionista de la pandemia, que impulsa Jair Bolsonaro. Ayer, el país vecino marcó un trágico hito: rompió la barrera de las 500 mil muertes por coronavirus, un número que solo había superado Estados Unidos.

A través de su cuenta de Twitter, el líder del Partido de los Trabajadores lamentó la situación y aseguró: “Esto tiene nombre y es un genocidio”. En su mensaje se solidarizó con el pueblo brasileño y también se refirió a los lentos avances en la inmunización, “en un país que ha sido un referente mundial en vacunación”, en un claro cuestionamiento a la peligrosa política antivacunas que promueve Bolsonaro.

Brasil registra 17.833.750 contagios desde el inicio de la pandemia y 500.800 decesos, producto de la enfermedad. En las últimas 24 horas se registraron 82.288 nuevos casos y 2.301 fallecimientos, en el marco de un ascenso de la curva epidemiológica. La vacunación avanza lentamente y, según los datos oficiales, se han administrado 86,5 millones de dosis en un país que tiene 211 millones de habitantes. Solamente el 11,5 % de la población ya recibió el esquema completo de inmunización.

Jair Bolsonaro es investigado por una comisión del Senado de Brasil por su mala gestión de la pandemia.

 

Crece el rechazo a Bolsonaro, y Lula se posiciona como favorito

Lula da Silva, quien estuvo a cargo del Ejecutivo de Brasil de 2003 a 2010, se ubica en las encuestas como el candidato favorito para desplazar a Jair Bolsonaro del poder, en las elecciones presidenciales de 2022. En el día de ayer tenía la intención de participar en las manifestaciones que se realizaron contra el actual Gobierno, pero sus asesores se lo desaconsejaron para evitar que su presencia en las calles genere aglomeraciones populares.

En abril, Lula da Silva anticipó que, si es necesario, se presentará como candidato presidencial para derrotar a Bolsonaro. 

El repudio a la gestión sanitaria y económica de Bolsonaro se hace sentir cada vez con más fuerza entre los brasileños, que este sábado tomaron las calles de las principales ciudades para exigir su renuncia, además de presentar otras demandas vinculadas a las políticas sociales y económicas.

Otras Noticias