Estados Unidos

Tragedia en Miami: Florida declaró el estado de emergencia y Joe Biden ordenó asistencia federal

Cuatro personas fallecieron y 99 continúan desaparecidas, entre ellas, 9 argentinos.
viernes, 25 de junio de 2021 · 09:22

El condado de Miami Dade amaneció bajo el estado de emergencia decretado por el gobernador de Florida, Ron De Santis, tras el trágico derrumbe en Surfside, en el sureste de Estados Unidos. Esto permitió al presidente estadounidense, Joe Biden, ordenar la asistencia federal para tratar la emergencia.

“(Biden) declaró que existe una emergencia en el estado de Florida y ordenó asistencia federal para complementar los esfuerzos estatales y locales”, informó la Casa Blanca en un comunicado. Allí se especifica que la orden del mandatario autoriza tanto al Departamento de Seguridad Nacional como a la Agencia Federal de Gestión de Emergencias coordinar esfuerzos para aliviar las dificultades causadas por la emergencia en esta ciudad del sur de la costa atlántica estadounidense.

Pese a la continua e inagotable búsqueda de los rescatistas, todavía hay, oficialmente, 99 personas desaparecidas que estaban dentro del complejo Champlain Towers. A medida que pasan las horas, la esperanza de encontrar a alguien con vida es cada vez más escasa. Por el momento, se informó de cuatro personas fallecidas, pero se teme que esta cifra se dispare.

 

Cómo son las tareas de rescate

En conversación con la cadena CNN, Jason Richard, el jefe del distrito de bomberos de Miami Dade, explicó cómo se lleva adelante la tarea. El rescate comenzó de arriba hacia abajo. Primero sacaron a las personas que estaban ligeramente atrapadas. Después, comenzó la búsqueda. En una primera instancia, pudieron acceder a las personas que también estaban cerca de la superficie de los escombros a quienes encontraron a partir de sonidos. Luego, el trabajo se volvió más arduo y más peligroso.

Pese a que el edificio se cayó como “una torre de panqueques” (una planta sobre otra), al caerse, las losas de hormigón pueden formar vacíos y son esas zonas a las que apuntan los rescatistas para encontrar sobrevivientes. Se utilizan dispositivos de escucha y perros para dar con cualquier indicio de vida bajo las ruinas del edificio. También se emplean cámaras que se insertan en los pequeños espacios vacíos.

Los perros están atentos a cualquier ruido, voz o golpe que pueda oírse.

Por otro lado, todo movimiento que deba hacerse es puntillosamente analizado por ingenieros estructurales. No solo para saber dónde se puede ingresar con el menor riesgo, sino también dónde son necesarios apuntalamientos extras para mantener estabilizado el edificio y que no termine de colapsar y caiga sobre los rescatistas. Debido a lo difícil de la tarea, actualmente hay 30 bomberos en el lugar en constante rotación. Los turnos son tan solo de aproximadamente 15 minutos, aunque en el estacionamiento este tiempo baja puesto que está bajo el agua.

Fuente: (Miami Mundo)

Otras Noticias