VÍA LÁCTEA

Gracias a la tecnología de rayos X, descubrieron una mano fantasma sobre la Vía Láctea

Los astrónomos explicaron por qué se produce este evento cósmico que parece una obra de arte espacial.
sábado, 26 de junio de 2021 · 20:51

Un equipo de expertos que estudian el espacio descubrió, recientemente, una extraña especie de arte cósmico en la Vía Láctea. Se trata de la mano fantasma que se posa sobre la galaxia y, a una velocidad de 4 mil kilómetros por segundo sobre el vacío, produce una increíble imagen en la que es posible distinguir la forma de lo que serían los dedos.

Los científicos utilizaron tecnología de rayos X para estudiar en detalle este fenómeno, llegaron a la conclusión de que se trata del remanente de una supernova, cuyo núcleo ha colapsado. La onda expansiva es lo que genera la ilusión visual de una gran mano que parece agarrar las formaciones de gas y polvo de la galaxia que alberga a nuestro Sistema Solar.

Se calcula que la Vía Láctea contiene entre 200 mil y 400 mil millones de estrellas.

Este remanente pertenece a una de las supernovas más jóvenes que se hayan registrado como parte de la Vía Láctea. Se estima que esta estrella de gran tamaño, emitió su luz hace 1.700 años, y que luego, perdió los materiales que constituían su interior, lo que dañó su propio núcleo y le provocó el posterior colapso.

La mano fantasma de esta supernova fue bautizada bajo el nombre de pulsar, que hace referencia a un tipo de estrella muerta que conserva una estructura sumamente densa. El pulsar posee un núcleo atómico con una gran cantidad de neutrones comprimidos, que le permite rotar a una gran velocidad mientras emite luz.

 

Qué es una supernova

Una supernova no es, ni más ni menos, que una explosión estelar, que cuando ocurre en lugares del espacio, donde antes no se había detectado ningún suceso particular, puede manifestarse de forma extremadamente notable por la irradiación de luz que producen.

Las supernovas producen destellos de luz de gran intensidad, capaces de durar desde algunas semanas hasta varios meses.

Se trata de un proceso que ocurre todo el tiempo en la Vía Láctea, ya que tiene lugar durante las últimas etapas evolutivas de las estrellas masivas. También puede ocurrir cuando una enana blanca se colapsa por exceso de neutrones y se destruye por completo.

Otras Noticias