Brasil

El Gobierno de Brasil, bajo sospecha: suspenden la compra de vacunas por presunta corrupción

El Ejecutivo que preside Jair Bolsonaro paralizó un contrato de millones de dosis.
miércoles, 30 de junio de 2021 · 09:58

La campaña de vacunación en Brasil se vio involucrada en una nueva sospecha de irregularidades en la adquisición de dosis. Como el hecho escaló en los medios de comunicación y en la sociedad, el ministro de Salud brasilero, Marcelo Quiroga, anunció la suspensión del contrato.

En este sentido, el documento acordaba la compra de 20 millones de dosis de la vacuna Covaxin, que produce Need Medicines en dicho país en representación del laboratorio de la India Bharat Biotech.

El contrato será revisado nuevamente para la compra de las 20 millones de dosis de Covaxin.

“Bajo la dirección de la Contraloría General Federal, por conveniencia y oportunidad, decidimos suspender el contrato para que se puedan realizar análisis más profundos”, planteó Quiroga en conferencia de prensa.

Asimismo, lo acompañó el ministro de Contraloría, Wagner Rosario, que sostuvo que se llevará a cabo una auditoría del proceso. “Esperamos en no más de diez días tener una repuesta”, confió.

 

Denuncias contra Bolsonaro

Por su parte, tres senadores de la oposición se presentaron ante el Tribunal Supremo Federal de Brasil para pedir formalmente una investigación por prevaricación contra el presidente Jair Bolsonaro.

El 34,5 % de la población brasileña recibió al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Al respecto, los parlamentarios argumentan que el jefe de Estado fue advertido en reiteradas oportunidades sobre las sospechas de corrupción en la compra de las vacunas. Sin embargo, lo acusan de ignorar sus alertas.

Por otro lado, el director de Logística del Ministerio de Salud, Roberto Darias, fue despedido de su cargo tras la acusación del representante de la empresa Davati Medical Supply en Brasil, Luiz Paulo Dominguetti.

¿De qué lo inculpó? Según afirmó el empresario al diario local Folha de Sao Paulo, Darias habría pedido un soborno de un dólar por cada dosis de vacuna para firmar el contrato.