México

López Obrador exige la liberación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange

El Gobierno de México reveló que el Estado contrató el software Pegasus para espionaje ilegal entre 2012 a 2018.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 14:48

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer el mecanismo de espionaje que utilizó el ex jefe de Estado, Enrique Peña Nieto, durante 2012 a 2018. En la misma conferencia, pidió por la liberación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

"Todo esto tiene que ver con el antiguo régimen, eran las prácticas para tener control, para intimidar, manipular, para imponerse; esto fue un distintivo durante todo el periodo neoliberal, prácticamente todos los gobiernos, incluso desde antes”, enfatizó el mandatario mexicano.

Asimismo, reveló que el Gobierno de Peña Nieto utilizó un mecanismo con el software Pegasus, vendido por la empresa de vigilancia israelí NSO Group, para espiar, al menos, a 15.000 celulares.

López Obrador mostró pruebas de los contratos.

“Todo esto pues debe de desaparecer, eso es lo más importante, la no repetición, el que ya no se espié a nadie”, hizo hincapié López Obrador en su rueda de prensa matutina.

A su vez, ratificó que “nadie debe ser espiado, se debe de respetar a opositores y los sistemas de inteligencia pues tienen que estar orientados a la defensa y a la protección de la seguridad de los Estados".

 

El pedido por Assange

Durante la misma jornada, el mandatario aseguró que Julian Assange “debe ser liberado porque está injustamente en la cárcel” por dar a conocer casos similares al del espionaje en México.

Julian Assange está detenido en Reino Unido por los delitos que se le imputan a partir de WikiLeaks.

En su momento, López Obrador le ofreció asilo internacional al activista australiano. Sin embargo, se encuentra detenido en la prisión londinense de Belmarsh.

Por otro lado, todavía espera una decisión de su posible extradición a Estados Unidos. No obstante, afirmó que es “tratado con saña” por revelar los hechos que estaban ocultos.  

Finalmente, el presidente mexicano concluyó con el planteo de que “no puede utilizarse el espionaje con propósitos políticos, que era lo que predominaba” durante la gestión de Peña Nieto.

Otras Noticias