Japón

Un tifón se dirige a Japón y amenaza las competencias de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Los organizadores confirmaron que considerarán las condiciones del clima en las próximas horas.
sábado, 24 de julio de 2021 · 18:48

Varias competencias de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, especialmente las que se disputan en la Bahía y en las aguas alrededor de la capital, podrían resultar afectadas por la llegada del octavo tifón de la temporada en el Pacífico a Japón.

El comité organizador del certamen explicó, en las últimas horas, que el fenómeno está al sureste del archipiélago y está previsto que entre el lunes y martes de la próxima semana se acerque a Tokio, lo que podría dejar fuertes lluvias, rachas de viento e intensas marejadas, según advirtió la Agencia Meteorológica de Japón.

Los responsables de los Juegos Olímpicos tomaron la decisión de adelantar para este domingo 25 de julio varias pruebas de la competencia de remo que inicialmente estaban previstas para el lunes 26, y que se disputan en el canal de Sea Forest, ubicado en la bahía de Tokio.

 

Vigilan de cerca la evolución del fenómeno

Masasnori Takaya, portavoz del presidente del comité organizador, aseguró que vigilan de cerca la evolución del tifón y valorarán posibles cambios en las competencias que resulten alteradas. El remo podría ser el más impactado por el temporal y hay muchas competencias previstas para los próximos días en las costas, como el surf y la vela.

Según el Centro Conjunto de Advertencia de Tifones, el tifón In-fa llevará lluvias extremadamente fuertes a Japón, China y Taiwán, actualmente está a más de 300 kilómetros de Okinawa y comenzó a moverse hacia el noreste y sus vientos máximos son de 150 kilómetros por hora.

El tifón es la segunda gran amenaza para la región asiática en lo que va de 2021.

El fenómeno tuvo un ligero debilitamiento a mitad de semana, debido al aire seco y a que las temperaturas de la superficie del mar son ligeramente más frías, lo que ha disminuído sus tormentas eléctricas.

Los expertos compararon el tifón con un huracán de categoría 2 y concluyeron que avanzará lentamente, con grandes posibilidades de causar inundaciones en las regiones más vulnerables.