AFGANISTÁN

La caída de Afganistán: cientos de soldados se rindieron ante los talibanes tras la toma de Kunduz

Los militares le habrían proporcionado armas y tanques al grupo insurgente.
miércoles, 11 de agosto de 2021 · 09:01

Cientos de soldados afganos que se refugiaron en el aeropuerto de Kunduz se rindieron después de que los talibanes capturaran la capital de la provincia, del mismo nombre, situada al norte de Afganistán.

Amruddin Wali, miembro del consejo provincial de Kunduz, dijo que los soldados de la nación islámica, así como la policía y otras fuerzas desplegadas para la defensa del país “se rindieron a los talibanes con todo su equipo militar”.

Los talibanes también confirmaron que los miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán se rindieron a ellos este 11 de agosto, después de haberse retirado hacia el aeropuerto de Kunduz el fin de semana. Un portavoz del grupo insurgente dijo que “decenas de soldados, incluido un comandante”, se habían unido al grupo, y habían traído “tanques y armas”.

Los líderes talibanes han conquistado siete provincias en cinco días.

Las autoridades gubernamentales de Afganistán dicen que los talibanes tomaron tres capitales provinciales más, además de un cuartel general del ejército local que fue tomado tras un bombardeo en el noreste del país. Los insurgentes ahora controlan alrededor de dos tercios de la nación, mientras los ejércitos de Estados Unidos y la OTAN finalizan su retirada después de dos décadas de conflicto.

La caída de las capitales de las provincias de Badakhshan y Baghlan al noreste y de la provincia de Farah al oeste ejerce una presión cada vez mayor sobre el Gobierno central del país, que se ha visto impedido de detener la ofensiva talibán.

El presidente afgano Ashraf Ghani se apresuró a ir a la provincia de Balkh, ya rodeada por territorio controlado por los talibanes, y busca ayuda para impedir que los insurgentes conquisten nuevos territorios.

Fuente: (Euronews)

 

La ONU teme por la población civil ante la escala del conflicto

El conflicto de Afganistán ha causado la muerte de 1.659 personas y ha dejado más de 3.500 heridos desde enero a junio, informó la Misión de Asistencia de la ONU (en inglés, UNAMA) en la nación islámica.

Según el organismo, el número de victimas aumentó un 47 % en relación con el primer semestre de 2020, y revirtió una tendencia a la baja que se mantenía desde hace al menos cuatro años.

Cientos de civiles han debido abandonar sus hogares sin ningún tipo de garantía, y se han embarcado en la peligrosa travesía de partir hacia Kabul y otras ciudades controladas por el Gobierno central de Afganistán. Mientras tanto, la ofensiva insurgente parece ganar cada día más contundencia y territorios.