HAITÍ

Sin comida, ni medicina: los ciudadanos de Haití agonizan en la espera de la ayuda humanitaria

Cientos de familias permanecen en campamentos improvisados sin condiciones sanitarias.
viernes, 27 de agosto de 2021 · 10:37

Casi dos semanas después del terremoto de Haití miles de familias haitianos, sobrevivientes de la catástrofe, permanecen en refugios improvisados instalados en las calles de Les Cayes. El casi inexistente apoyo del Gobierno les ha dejado en una situación de extrema vulnerabilidad alimentaria y expuestos a la violencia callejera.

Sin comida ni medicinas, algunas comunidades de desplazados de la nación antillana se han unido para comprar suministros, aunque muchos han pasado incluso días sin comer, debido a las deficiencias en la distribución de la ayuda humanitaria.

En las calles de Les Cayes, los metales retorcidos sobresalen de los escombros que alguna vez sostuvieron hogares. Muchas iglesias, base de la vida comunitaria en Haití, han quedado desmoronadas, mientras 25 centros de salud fueron destruidos producto del sismo.

Los campamentos de refugiados se encuentran en pueblos y ciudades de toda la isla, y miles de familias sin hogar ocupan cientos de espacios públicos, entre ellos campos deportivos, escuelas y plazas.

Sin inodoros, las personas dependen de los vecinos para acceder a los baños.

“A decir verdad, los medicamentos y la salud de emergencia no son las necesidades más urgentes”, dijo Sterens Yppolyte, un médico en formación que trabaja en el hospital de la Inmaculada Concepción de Les Cayes, cuya casa también resultó dañada durante el terremoto.

En toda la región, lo que más necesita la gente es agua, pan y lonas.

Si bien las personas en los refugios de toda la región necesitan ayuda humanitaria urgente, la distribución se ha complicado aún más debido a los deslizamientos de tierra, las fuertes lluvias y el mal estado de las carreteras. Los haitianos, además, desconfían de las agencias no gubernamentales, que en ocasiones han complicado las respuestas a los desastres.

Aun así, diversas organizaciones y gobiernos internacionales buscan entregar toneladas de ayuda humanitaria a las regiones más afectadas por el fenómeno geológico; sin embargo, los analistas coinciden en que “podrían pasar hasta seis semanas antes de que comience a llegar suficiente ayuda a las comunidades más afectadas”.

Se han registrado robos y saques a camiones de alimentos.

 

El terremoto mató a más de dos mil personas y sus efectos amenazan la vida de muchos más

El terremoto de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió el sur de Haití en la mañana del 14 de agosto se cobró más de 2.200 vidas y dejó a 30 mil familias sin hogar. Quienes aún tienen casas en pie temen quedarse en ellas, preocupados de que las persistentes réplicas las terminen de derrumbar.

La mayoría de las noches ha llovido, por lo que muchos refugios, construidos con madera recolectada, se han empapado y el terreno convertido en un lodazal. Las pertenencias, lonas y sábanas de las personas también se han visto alcanzadas por la lluvia.

Otras Noticias