ARABIA

El desierto de Arabia fue verde en la prehistoria y atrajo a los primeros humanos de África

El lugar podría ser la clave para entender la migración humana hacia Eurasia.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 15:10

Hasta hace una década, la Península Arábiga era un lugar en blanco en el mapa para los científicos que intentaban reconstruir la historia de la evolución humana temprana y los movimientos fuera de África.

Se sabe mucho más sobre los primeros asentamientos humanos en la región de Levante, donde se han llevado a cabo extensas investigaciones arqueológicas durante más de un siglo, pero nuevas investigaciones afirman que las regiones desérticas del continente africano alguna vez fueron exuberantes y verdes.

Según arqueólogos y geólogos, la Península Arábiga atrajo en una época a los primeros humanos y animales grandes, como los hipopótamos, que emigraban de África para situarse en lagos antiguos que hoy no existen.

“La Península Arábiga también puede haber jugado un papel importante como puente entre África y Eurasia”, sostienen los expertos en un estudio publicado en la revista científica Nature.

La región de Levante es conocida actualmente como Israel, Jordania, Líbano y partes de Siria.

“Arabia no ha sido incluida como una parte fundamental de la historia de la migración humana temprana porque hasta ahora se había hecho muy poco trabajo allí”, dijo el coautor del estudio, Michael Petraglia, arqueólogo paleolítico del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena, Alemania.

La iniciativa para buscar restos arqueológicos en la región desértica del norte de África provino de imágenes satelitales que revelaron rastros de lagos prehistóricos en regiones ahora áridas.

“Notamos patrones de color hechos por lagos antiguos: las dunas de arena son de color naranja, mientras que los lagos antiguos están teñidos de blanco o gris”, reseñó Huw Groucutt, también investigador del Instituto Max Planck.

Extensas excavaciones que se han hecho durante la última década revelaron herramientas de piedra de múltiples períodos de asentamiento prehistórico de los primeros grupos humanos, el más antiguo, de hace 400 mil años.

El equipo de investigación incluyó a científicos de Alemania, Arabia Saudita, Australia, el Reino Unido y otros lugares.

 

La Península Arábiga ha variado sus condiciones a lo largo del tiempo

El análisis de muestras de sedimentos de los lagos antiguos y restos de hipopótamos y otros animales reveló que, durante varios períodos en el pasado distante, la península albergaba lagos y pastizales durante todo el año.

“La presencia y ausencia episódica de poblaciones en la Península Arábiga estaba en sintonía con las oscilaciones climáticas que sufrió la región”, dijo Rick Potts, director del Programa de Orígenes Humanos en el Museo Smithsoniano de Historia Natural.

Durante estas ventanas de clima hospitalario, los primeros humanos y animales se trasladaron desde el noreste de África a la Península Arábiga, dicen los investigadores.

“Los ríos y lagos que fluyen, rodeados de pastizales y sabanas, habrían atraído a los animales y luego a los primeros humanos que los perseguían”, explicó Petraglia. Los hipopótamos necesitan cuerpos de agua de varios metros de profundidad durante todo el año para vivir. Los restos de otros animales, incluidos avestruces y antílopes, indican “una fuerte conexión biológica con el noreste de África”, concluyó.