CHINA

China prometió a la ONU donar vacunas y no abrir más plantas de carbón en el mundo

El presidente Xi Jinping anunció ayudas millonarias para países en desarrollo.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 11:30

El presidente de China, Xi Jinping, compareció el martes en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), desde donde prometió brindar al mundo asistencia internacional contra el coronavirus y sumarse a la lucha contra el cambio climático.

Según el líder del país de Asia, se suministrarán dos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus para finales de este año. Además de donar 100 millones de dólares estadounidenses al programa COVAX, también se donarán otros 100 millones de inmunizantes a países en desarrollo.

El jefe del Gobierno chino prometió cooperar y estar abierto al diálogo.

A través de una videoconferencia, el presidente de China coincidió con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la necesidad “urgente” de “garantizar la distribución justa y equitativa de las vacunas a nivel mundial”, con especial interés en las zonas vulnerables.

El líder chino también indicó que su país invertirá tres mil millones de dólares adicionales en ayuda internacional en los próximos tres años, “para apoyar a los países en desarrollo a responder contra la COVID 19 y promover su recuperación económica y social”.

Desde hace meses, las tensiones entre Estados Unidos y China han llegado a niveles máximos.

 

Xi Jinping prometió que no construirá más plantas de carbón

El presidente de China aseguró que “no se construirán nuevas instalaciones de energía a base de carbón” ni en el país ni en el extranjero en un esfuerzo por combatir el cambio climático.

Aunque no proporcionó detalles sobre cómo se implementaría esta política ecológica, Xi Jinping ha estado bajo presión diplomática durante los últimos meses para que ponga fin a su financiamiento de plantas de carbón en el mundo como parte de los acuerdos suscritos en el Acuerdo de París.

Finalmente, China prometió a los miembros de la ONU “invertir en energía verde y baja en carbono en países en desarrollo”.