REINO UNIDO

Se agudiza la crisis política en el Reino Unido: otro ministro del gabinete de Truss renunció

Se trata de la segunda renuncia repentina dentro del Gobierno británico en menos de un mes.
miércoles, 19 de octubre de 2022 · 20:11

Se profundiza la crisis política en el Reino Unido tras la repentina renuncia de la ministra del Interior, Suella Braverman, la segunda ficha conservadora del gabinete ministerial de Liz Truss que sale de las filas del Gobierno británico en menos de dos meses de gestión. 

En una carta dirigida a la primera ministra del Reino Unido, Braverman explicó los motivos que la obligaron a dimitir de la cartera del Interior y reconoció que “cometió un error” al utilizar su cargo para intentar “recabar apoyo” dentro del Parlamento británico para impulsar una medida migratoria en el país europeo.

Fuente: (RTVE Noticias)

“El día de hoy, envié un documento oficial desde mi correo electrónico personal a un colega de confianza en el Parlamento con el objetivo de recabar apoyo para una política sobre migración que buscamos impulsar desde el Gobierno”, reveló en la misiva la ahora exministra del Interior del Reino Unido

“El acto de gobernar un país tiene que ser asumido por personas que aceptan sus responsabilidades y sepan reconocer sus errores. Pretender ocultar las equivocaciones y seguir adelante como si nadie las hubiera visto es una acción indigna y poco seria para un político. Por esta razón, lo correcto es que me vaya”, señaló Braverman en Twitter. 

El Gobierno de Truss se enfrenta a una crisis de confianza en el Reino Unido.

En el texto, la ex abogada general del Estado británico también pidió disculpas al pueblo del Reino Unido por “utilizar su cargo y su compromiso político para este fin” y agradeció a la primera ministra Liz Truss por la “valiosa oportunidad que le ofreció” al nombrarla jefa de la cartera del Interior, un cargo que ocupó por solo seis semanas. 

 

Una renuncia, un despido y un pedido de dimisión 

La salida repentina de Suella Braverman del Gobierno británico representa un duro golpe para el ya inestable Gobierno de Liz Truss que, con solo un mes y medio en el poder, ha perdido a dos de las figuras más importantes para su gabinete: el ministro de Comercio, Conor Burns,y ahora la ministra del Interior

Conor Burns también fue despedido del Partido de los Conservadores.

Recordemos que, hace dos semanas, la premier de la nación británica despidió a su ministro de Finanzas (Conor Burns) tras verse envuelto en un fuerte escándalo y ser acusado de un presunto “comportamiento indebido” con una de sus colegas del partido. Esto, durante un seminario de los conservadores en Londres.

Por otro lado, el Gobierno de Truss se enfrenta actualmente a un serio problema de credibilidad dentro de la población, ya que los británicos consideran que “su gestión ha empeorado la crisis económica en la nación”. Y es que, según un informe oficial publicado este miércoles, el índice de inflación nacional en el mes de septiembre alcanzó el 10,1%, siendo la cifra más alta en los últimos 20 años. 

El alza de la inflación, derivada de la suba de los precios de la comida, los servicios básicos y el combustible, también ha provocado que el Partido Conservador (los “tories”) pierda el respaldo de la ciudadanía. En un sondeo publicado recientemente por la consultora Savanta ComRes, se reveló que el Partido Laborista ahora tiene una ventaja de 30 puntos sobre los conservadores, lo que se traduce en un respaldo del 52% para los laboristas frente al 22% del partido de gobierno

Ante esta situación, varios líderes del Partido Laborista (respaldados por algunos miembros de la alianza conservadora) han solicitado la “dimisión inmediata” de la primera ministra Liz Truss, quien se ha negado a renunciar y ha asegurado que seguirá al mando del país “pese a las críticas” que ha recibido su gobierno. 

Truss pidió disculpas por los errores de su Gobierno y aseguró que está trabajando duro por enmendarlos. 

“Me niego a renunciar al cargo de primera ministra del Reino Unido porque soy una luchadora, no una cobarde”, enfatizó Liz Truss el miércoles durante una sesión extraordinaria en la sede del Parlamento británico.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias