LIZ TRUSS

Aunque solo trabajó 44 días, Liz Truss podrá recibir un pensión vitalicia de 128.000 dólares anuales

Se trata de una subvención vitalicia que reciben los ex primeros ministros británicos una vez abandonan sus cargos.
viernes, 21 de octubre de 2022 · 09:00

Luego de reemplazar a Boris Johnson al frente de la jefatura del Gobierno británico, la conservadora Liz Truss anunció el jueves su decisión irrevocable de renunciar al cargo de primera ministra del Reino Unido, un puesto que ocupó solo por 44 días. 

A pesar de que su paso por el 10 de Downing Street fue históricamente breve (el más corto en la historia política del país), la expremier de la nación podrá solicitar la pensión vitalicia que reciben todos los primeros ministros una vez se separen del cargo, lo que en el caso de Liz Truss será la próxima semana, cuando los miembros del Partido Conservador se reúnan para elegir a su sucesor. 

La subvención se paga para sostener las obligaciones privadas o parlamentarias de los exfuncionarios. 

Esta subvención vitalicia plantea el desembolso de unas 115.000 libras esterlinas al año, el equivalente a unos 128.000 dólares americanos. Un recurso que se tramita a través de los fondos del Estado y que tiene como objetivo “compensar los gastos administrativos realizados por los ex primeros ministros durante el ejercicio de sus funciones”. 

Dicha pensión vitalicia fue establecida en el año 1991 por el entonces secretario del gabinete ministerial del Reino Unido, Robin Butler, quien reconoció la ardua labor de la difunta primera ministra Margaret Thatcher y comenzó a pagar este recurso después de su dimisión. 

El apoyo económico se pagó por primera vez en marzo de 1991 a Margaret Thatcher. 

Se trata de un reembolso anual para compensar los gastos ministeriales y secretariales que tienen que costear los primeros ministros durante su mandato. Además, busca resarcir las afectaciones presentadas debido a su posición especial en la vida pública”. Así lo establece el reglamento británico sobre las pensiones vitalicias. 

Todos los ex primeros ministros pueden solicitar este respaldo económico pensado para sostener cualquier responsabilidad u obligación parlamentaria que conserve el exministro en esta materia, lo que es el caso de Liz Truss

La subvención fue congelada desde 2011 y permanecerá así entre el 2022 y 2023. 

 

Renuncia de Liz Truss  

La tarde del jueves, Liz Truss oficializó su decisión de dimitir al cargo presionada por la falta de respaldo en el Parlamento y la crisis económica desatada en el país, tras una serie de medidas implementadas por su ministro de Economía.  

Su salida del Gobierno ha dejado al Partido Conservador completamente dividido y sin un claro sucesor para ocupar el puesto que ha dejado vacío la ex primera ministra.  

Cargando más noticias
Cargar mas noticias