Rusia

Rusia ya no suministrará petróleo a quienes le pongan tope de precios

Esta medida se adoptará este mismo año.
sábado, 3 de diciembre de 2022 · 21:49

El país más grande del mundo, Rusia, dejará de venderle petróleo a Europa luego de que esta última decidiera aplicar la sanción de ponerle un tope de precio a cada barril por el enfrentamiento ruso-ucraniano que inició el 24 de febrero de este mismo año.

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron el día viernes, fijar el precio del barril de petróleo ruso en 60 dólares cada uno, esta es la sanción que decidió la UE para el gigante asiático que irritó al gobierno de Rusia, precedido por Vladímir Putin, que ya había advertido que de tomarse esta medida, dejaría de vender sus barriles de oro negro a cualquier país que le pusiera el mencionado tope de precios.

Tanque de guerra ruso.

Es así, que el día de hoy se anunció que Rusia ya no suministrará a los países del G7 y a Australia, que también se sumó a la medida de la UE, y además se comunicó que este desabastecimiento comenzará este mismo año. De ahora en más, el gigantesco país también prohíbe a los buques europeos transportar el petróleo ruso a países terceros si es que este se vende a un precio superior al fijado.

Correrán la misma suerte las compañías de seguro contratadas para los fletes del combustible. Ulyanov publicó en su cuenta de la red social Twitter que “a partir de este año, Europa vivirá sin petróleo ruso. Moscú ya ha dejado claro que no suministrará petróleo a los países que apoyen la limitación de precios contra el mercado. Muy pronto la UE culpará a Rusia por utilizar el petróleo como arma".

Soldados ucranianos.

 

El riesgo de un conflicto nuclear

A su vez, el día jueves, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, informó que existe un “enorme” riesgo de que un enfrentamieto como el que se desata actualmente entre Rusia (país invasor) y Ucrania (país invadido), es decir, convencional, se transforme en un conflicto de escala nuclear junto con todas las implicaciones que eso conlleva.

Lavrov también mencionó que una contienda con ese tipo de dispositivos también conocidos como “armas sucias” no tendría un vencedor por la magnitud del daño. Utilizarlas sería admitir que no se puede vencer al enemigo en el campo de batalla, porque se catalogaría como una forma deshonrosa de ganar el enfrentamieto.

Serguéi Lavrov.

Por otra parte, ocurrieron dos declaraciones internacionales que advierten lo mismo que el ministro Lavrov, es decir, que nadie ganaría una lucha de tal magnitud. La primera de estas fue en 2021, donde participaron el presidente de Rusia y su par de Estados Unidos, Joe Biden. La segunda fue en enero del corriente año, un mes antes de que Rusia invadiera Ucrania.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias