MARRUECOS

Triste final: murió Rayan, el niño de 5 años que pasó varios días atrapado en un pozo de Marruecos

Los socorristas lograron rescatarlo con vida, pero el infante se descompensó y falleció camino al hospital. 
sábado, 5 de febrero de 2022 · 19:43

Una triste noticia enluta al pueblo de Marruecos: Rayan, el niño de cinco años que pasó varios días atrapado en un estrecho pozo de 32 metros de profundidad, ha fallecido este sábado luego de ser rescatado por los servicios de emergencia.

Pese a los desesperados esfuerzos de los servicios de Protección Civil por sacarlo con vida, el pequeño infante de nacionalidad marroquí no logró soportar el traslado al hospital y falleció minutos después de ser liberado del pozo, informaron los medios locales que cubrieron durante días el rescate de Rayan.

Las dificultades técnicas en el terreno y las condiciones climáticas, imposibilitaron el rescate de Rayan. 

Según la reseña de AFP, Rayan había logrado salir con vida del aguajero y recibió los primeros auxilios en una ambulancia que se encontraba en el lugar del operativo. Posteriormente, luego de estabilizar sus signos vitales, los paramédicos lo subieron a un helicóptero para llevarlo al hospital.

Sin embargo, apenas unos minutos después de haber despegado, el valiente niño de cinco años perdió la vida producto de una severa descompensación, provocada por pasar varios días en el fondo de ese pozo. 

Toda la población de Marruecos se ha conmocionado con la triste noticia. 

La trágica noticia fue confirmada por el rey de Marruecos, Mohammed VI, quien se comunicó con los padres del menor para ofrecer sus más sentidas condolencias por parte de la corona y para poner a disposición de la familia una asistencia económica que ayude a cubrir los gastos funerarios para Rayan.

 

Cinco días de lucha a contrarreloj 

Las labores de rescate para poder recuperar con vida a Rayan iniciaron hace exactamente cinco días, el martes 1 de febrero, cuando el menor cayó accidentalmente en este estrecho agujero de muy difícil acceso. Al parecer, se encontraba jugando cerca de su casa cuando se resbaló. 

Rayan era de una aldea llamada Ighran, al norte de Marruecos. 

En el operativo de salvamento trabajaron decenas de bomberos, policías, equipos de Protección civil y paramédicos; además de un grupo de ingenieros y topógrafos. Estos fueron los que cavaron el segundo túnel por donde pudieron rescatar al menor, aunque fue demasiado tarde. 

Los socorristas trabajaron sin descanso por cinco días, cuatro horas y 30 minutos para poder sacar a Rayan bajo tierra, en uno de los operativos de rescates más grandes que se hayan registrado en la historia del país.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias