México

Creyeron que era el fin del mundo: las impresionantes imágenes de la caída de un cohete espacial

El cohete fue lanzado hace cinco años y se salió de órbita, pero no representa un riesgo para la Tierra.
lunes, 7 de febrero de 2022 · 15:43

Los residentes de Sinaloa, en México, se llevaron el susto de su vida, luego que al observar el cielo notaran lo que parecían bolas de fuego que caían con dirección a la Tierra. Aunque hubo quienes pensaron que se trató de un meteorito, en realidad era un cohete espacial.

El fenómeno se observó durante la noche del domingo y la madrugada de este lunes cuando los restos de la nave ingresaron a la atmósfera. Si bien el suceso generó alarma, se trató de un descenso que no causó ningún tipo de riesgo ya que el cohete espacial cayó en el océano.

Se trata del cohete espacial Falcon 9, de la compañía SpaceX del magnate Elon Musk. Fue lanzado en 2017 desde la sede de la Fuerza Espacial de Vandenberg en Estados Unidos y orbitó durante estos años alrededor de la Tierra, sin control alguno.

Las personas que reportaron el objeto se alarmaron y, en redes sociales, se especuló que se trataba de un meteorito que causaría el final de la existencia humana. No fue así y rápidamente salieron algunos especialistas a explicar que eran los restos de la nave lanzada hace cinco años.

Elon Musk se refirió en su momento a la desintegración del Falcon y explicó que no representaba riesgo para la población.

 

Una tendencia alarmante

En redes sociales, la palabra “meteorito” se volvió tendencia en México y cientos de personas compartieron imágenes de las luces que parecían precipitarse. Las tomas causaron revuelo y especulaciones sobre la posible presencia de uno objeto celeste que marcara el fin de la Tierra.  

Otras personas escribieron que se trataba de una nave y también algunos publicaron noticias en las que se hablaba de la posibilidad del descenso del cohete espacial que se encargó de poner en órbita un satélite de telecomunicaciones.

La nave fue lanzada en 2017 y no logró retornar de forma controlada.

La nave se desintegró, tal como lo había previsto SpaceX. Se trata de la segunda etapa de un cohete Falcon 9 que se lanzó en la misión EchoStar23, que también marcó un hito en la historia y en el trabajo realizado por la compañía de Musk.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias