ESTADOS UNIDOS

Investigación científica: detectan más de 5 mil nuevos virus en el Océano

Muchos son capaces de cambiar la forma de las células infectadas y otros las matan inmediatamente.
lunes, 11 de abril de 2022 · 11:11

El Consorcio Tara Oceans publicó un estudio sobre el impacto del cambio climático en los océanos del mundo. Este se llevó a cabo a bordo de una goleta. Fueron recabadas más de 35 mil muestras de agua que permitieron identificar nuevos virus.

El objetivo de la investigación era conocer la diversidad y abundancia de microorganismos en los océanos, además de su adaptación al mar y al calentamiento global. Los expertos encontraron 5.500 nuevas especies de virus de ARN.

Los investigadores recorrieron diferentes océanos en el mundo.

“Las muestras de agua oceánica recolectadas arrojaron un tesoro de nuevos datos, amplían la posibilidad de investigación ecológica y reestructuran nuestra comprensión”, dice el informe sobre los virus en la publicación de la revista Science.

Los virus ARN son importantes en el mundo, pero no todos son estudiados, pese a que gran parte influye en la salud de los humanos, animales y plantas. Los científicos decidieron estudiarlos a gran escala y fue así que dieron con las nuevas variantes.

Los investigadores creen que las revelaciones permitirán actuar ante nuevas infecciones.

“Tuvimos suerte porque prácticamente todas las especies eran nuevas y muchos eran realmente nuevos”, afirmaron desde la Universidad Estatal de Ohio, que dirigió la investigación.

 

Es la colección más abundante de especies

El centro de estudios explicó que la colección de virus descubierta es la más abundante hasta ahora y se agrupa en el filo Taraviricota, que fue propuesto como algo nuevo por los investigadores. “Hay mucha diversidad aquí, el hallazgo sugiere que estos virus son ecológicamente importantes”, aseguró Matthew Sullivan, autor principal de la investigación.

Los especialistas utilizaron una goleta para recoger las muestras.

Los microbios contribuyen de forma especial a la vida en el planeta e interactúan entre ellos con una gran variedad de funciones. Los especialistas creen que tienen tres funciones principales: matar células, cambiar su forma para gestionar energía y transferir genes de un huésped a otro.