PAPA FRANCISCO

Resurgen los rumores de la posible dimisión del papa Francisco debido a sus problemas de salud

El líder de la Iglesia se ha visto obligado a utilizar una silla de ruedas por su dolor en la rodilla.
lunes, 20 de junio de 2022 · 15:50

El papa Francisco ha sido uno de los líderes más carismáticos de la Iglesia católica; sin embargo, en los últimos meses se ha visto obligado a suspender sus actividades debido a un fuerte dolor en la rodilla derecha que ha deteriorado su estado anímico y de salud.

El pontífice ha hecho varias apariciones en silla de ruedas, ha tenido dificultades para descender del avión y suspendió varias visitas internacionales. El dolor del papa Francisco lo lleva a tomar fuertes analgésicos y a que su rodilla sea drenada periódicamente.

El papa tiene dificultades para caminar debido a los fuertes dolores de rodilla.

Muchos han comenzado a cuestionarse la continuidad del papa Francisco al frente de la Iglesia católica. Esto se debe a que se le han visto muecas de dolor en sus apariciones públicas, pero el Vaticano asegura que todo está bajo control y su próxima visita a Canadá, prevista para finales de junio, sigue en pie.

Hace unos días, el líder católico anunció una inusual reunión para nombrar 21 nuevos cardenales, será el 27 de agosto y entre los sacerdotes hay quienes cumplen con la edad para votar a un nuevo papa. Se supo que 16 de los nuevos miembros del clero tienen menos de 80 años y serían elegibles en el próximo cónclave.

El líder católico ha limitado sus apariciones públicas.

Jorge Mario Bergoglio visitará al día siguiente la tumba de Celestino V, el primer papa que dimitió en el siglo XIII, algo que alimenta las especulaciones sobre su futuro y es visto como una señal de su renuncia debido a las complicaciones de salud y sus 85 años de edad.

 

Qué pasa si renuncia el papa Francisco

La renuncia de un papa no es algo común en el Vaticano. Durante la gestión de Juan Pablo II se habló mucho de la posibilidad de que renunciara; sin embargo, nunca dejó su puesto y un nuevo líder llegó cuando falleció, en 2005.

Durante la gestión de Juan Pablo II se especuló mucho sobre una posible renuncia.

En el lugar de Juan Pablo II llegó Benedicto XVI quien fue duramente cuestionado por el silencio ante los abusos de sacerdotes católicos, la corrupción en el Vaticano y otras de sus posturas. En 2013, Benedicto renunció y se dedicó a la oración y el retiro espiritual, actualmente es Papa Emérito y vive en un monasterio ubicado en la Santa Sede.