PAPA FRANCISCO

El papa Francisco sobre los rumores de renuncia: “Nunca se me pasó por la cabeza. De momento, no”

El líder católico habló de sus problemas de salud y de su intención de mediar en la guerra entre Rusia y Ucrania.
lunes, 4 de julio de 2022 · 09:55

Desde hace varias semanas circula el rumor sobre la posible renuncia del papa Francisco debido a los problemas de salud que le impidieron participar en varias actividades oficiales y además porque tuvo que hacer uso de una silla de rueda.

El líder de la Iglesia, quien se reunirá con los cardenales del mundo en agosto, descartó que el acto tenga que ver con su intención de renunciar y explicó que se trata de un encuentro para definir la nueva constitución del Vaticano e incluir a nuevos cardenales. El evento, planeado desde hace varios meses por el papa Francisco, se llevará a cabo en la ciudad italiana de L’Aquila.

La salud del papa hizo surgir rumores de renuncia, que fueron descartados.

La ciudad elegida por el papa Francisco para el encuentro se asoció con una posible renuncia porque fue el lugar elegido por el Papa Celestino V, para dejar el papado en 1294, posteriormente, en 2013, el papa Benedicto XVI visitó el lugar y dimitió cuatro años después.

Todas esas coincidencias hicieron que algunos pensaran que la misma liturgia ocurriría, pero nunca se me pasó por la cabeza. De momento no, de momento no, de verdad.

El argentino dijo estar mejor y por retomar todas sus actividades.

La respuesta del pontífice fue entre risas en una entrevista que dio a la agencia de noticias Reuters y en la que también descartó que sus complicaciones de salud se deban a un diagnostico de cáncer y reiteró que los dolores tienen que ver con un fuerte dolor en la rodilla que le provoca “mucho sufrimiento”.

 

La posibilidad de viajar a Rusia o Ucrania

El papa Francisco explicó que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, ha mantenido la comunicación con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, para discutir un posible viaje a Moscú, aunque las primeras señales no han sido buenas.

El papa ya camina, con ayuda de un bastón.

“Me gustaría ir a Ucrania y quería ir primero a Moscú. Intercambiamos mensajes al respecto, porque pensé que si el presidente ruso me daba una pequeña ventana para servir a la causa de la paz. Sin embargo, lo más posible es que consiga ir a Ucrania. Me interesa ir a las dos capitales”, dijo el líder católico sobre sus gestiones para los encuentros.