Lula da Silva

Lula da Silva destituyó a 40 militares de la residencia presidencial Alvorada

La decisión se tomó porque se sospecha que son radicales bolsonaristas.
martes, 17 de enero de 2023 · 21:04

Lula da Silva asumió como presidente de Brasil el 1° de enero del corriente año, consiguiendo su tercer mandato al frente del gigante sudamericano. Tan solo ocho días después, simpatizantes bolsonaristas tomaron el Congreso Nacional por la fuerza y causaron destrozos en el Palacio de Planalto y la Corte Suprema de Justicia, teniendo como fin último derrocar el gobierno elegido por el pueblo de Lula.

En este marco, el presidente brasileño decidió destituir a 40 militares que se desempeñaban en la residencia presidencial. Este acto de desconfianza por parte de Lula da Siva con las fuerzas armadas de Brasil, se debe a que en los incidentes que llevaron adelante los golpistas, no hubo roturas en las puertas del predio donde se sitúa el Congreso, generando la hipótesis de que las fuerzas públicas permitieron el ingreso de los bolsonaristas.

Lula viendo los destrozos en la Corte Suprema.

Los militares destituidos por el mandatario, pertenecen al Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. Sin embargo, estos agentes no fueron dados de baja, por lo que pueden seguir realizando labores respecto a su profesión en otros sitios. La decisión de relegar de sus labores a los militares en cuestión, adoptada por Lula da Silva, fue acompañada por el Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia.

Las palabras del mandatario brasileño fueron las siguientes: “Estoy esperando que se asiente el polvo. Quiero ver todas las cintas grabadas. Había muchos agentes conspiradores. Estoy convencido de que la puerta del Palacio de Planalto fue abierta para que esas personas entraran, porque no hay ninguna puerta rota, es decir, alguien les facilitó la entrada”.

Jair Bolsonaro, expresidente e inspirador del intento de golpe de Estado.

 

Más destituciones 

Por los acontecimientos del 8 de enero, protagonizados por los simpatizantes bolsonaristas, la prensa local e internacional adjetivaron a los perpetradores como golpistas, terroristas y vándalos inspirados por el expresidente, Jair Bolsonaro. Sin embargo, los medios de comunicación públicos como Agencia Brasil, TV Brasil y Radio Nacional, decidieron describir a los violentos simplemente como manifestantes.

Lula da Silva sufrió un intento de golpe de Estado el 8 de enero.

Se presume que esta decisión fue llevada a cabo por la cúpula directiva de los medios mencionados, puestos que fueron asignados directamente por el exmandatario Bolsonaro. Por ello, el actual jefe de Estado anunció la destitución de los directivos de los medios de comunicación públicos y nombró a Kariane Costa como presidenta de la Empresa Brasileña de Comunicación (EBC).

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias